En el Festival Mozart la Real Filharmonía pone el postre

El segundo concierto homenaje a Olivier Messiaen clausuró el Festival Mozart Caixa Galicia con todo lo necesario para un buen postre. Ingredientes de calidad: su rara delicatessen Oiseaux exotiques; acompañada de base y cobertura de su antecedente Maurice Ravel (Pavana para una infanta difunta y suite de Ma mère l'oye); y como brillante adorno del pastel, Three inventions for chamber orchestra, de su discípulo George Benjamin.

El postre del festival fue realizado bajo la dirección de un buen chef, Jonathan Webb; con un gran repostero al piano, Jonathan Ashley, y excelentes cocineros como los solistas y tutti de la Real Filharmonía de Galicia. El Teatro Rosalía fue el horno en el que todo se coció a fuego lento. Los aquí nombrados incluso tocaron en mangas de camisa. Y el resultado fue digno del paladar del mejor gourmet: Todo color -Messiaen y Benjamin- y sutileza -Ravel- fueron degustados por el público.

Mozart en Xira ha sido por segunda vez la extensión del Festival. Los alrededores de A Coruña han oído la Missa Brevis y la Sinfonía Concertante de Mozart. En ésta, los jóvenes coruñeses Pedro Rodríguez, violín, e Inés Picaba a la viola, tocaron brillantemente sus solos junto a parte de la Sinfónica de Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50