La investigación privada saca partido de la crisis

La situación actual de incertidumbre económica da lugar a que prolifere la demanda de servicios de detectives privados entre aseguradoras, mutuas y empresas, con el objetivo de destapar siniestros ficticios, fraudes laborales e incluso casos de impago o insolvencia. El presidente de la Asociación Gallega de Detectives Privados, Armando Freiría, aseguró a Europa Press la demanda de este tipo de actuaciones ha aumentado entre un 10 y un 15%, la misma proporción que se ha perdido en otro tipo de servicios donde los clientes han optado por apretarse el cinturón para poder salvar la crisis y, por tanto, prescindir de ellos.

El 45% de los servicios que los despachos de investigadores privados gallegos realizan actualmente se corresponden con la detección de posibles fraudes a aseguradoras, tales como incendios provocados para acceder a una indemnización. También hay peticiones de empresas que quieren investigar a morosos o mutuas que desean probar casos de falsas bajas.

En época de bonanza "las empresas son más tolerantes con el absentismo laboral", destacó Freiría, quien puntualizó que esta permisividad se reduce en los momentos de dificultades económicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50