Las amargas celebraciones del Alinghi

La ciudad de Valencia trató de reencontrarse con el mar e intentó estrechar su relación con el deporte náutico por necesidad. Cientos de regatistas desembarcarían en el puerto con un objetivo: despertar entre sus ciudadanos el interés por una competición de vela hasta entonces desconocida para muchos. Conseguida, al menos, una repercusión mediática sin precedentes, el Alinghi, otra vez vencedor, quiso prolongar su historia de amor con la ciudad que lo acogió.

- Ésta comenzó el 2 de julio de 2007, día en que los suizos revalidaron el título de campeones de la Copa del América. Ese mismo mes impuso el Oracle su demanda en los tribunales de Nueva York. Días más tarde, Valencia fue proclamada nuevamente sede de la competición en su 33ª edición, prevista para 2009.

- El 3 de octubre ACM ya advirtió de que el litigio podría posponer las regatas. El 22 de noviembre anunció que se retrasaría hasta 2011. Y solo cinco días más tarde, el juez dio la razón al Oracle.

- Tras meses de negociaciones frustradas para una competición abierta a la participación de más sindicatos, el Alinghi y el Oracle regresan a los tribunales en diciembre. El día 29 los suizos anunciaron una Copa en catamaranes para la que aún hoy no hay fecha clara, ni lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50