El Parlamento reclama por unanimidad el voto en urna para los emigrantes

La Cámara aprueba por mayoría las leyes de Saúde y Protección da Paisaxe

El Parlamento de Galicia abrió ayer la tramitación, por unanimidad y siguiendo el procedimiento de urgencia, de la proposición de ley que PP, PSdeG y BNG quieren trasladar al Congreso de los Diputados para reformar la ley electoral estatal. El objetivo es hacer posible que los emigrantes puedan votar en urna y no se vean obligados a hacerlo mediante el procedimiento de voto por correo sin garantías de limpieza que durante años se ha convertido en una fuente constante de controversia política.

Los populares piden la implicación de Touriño para aprobar la reforma

Sin embargo, y a pesar del acuerdo, que ha costado un año de reuniones, la práctica imposibilidad de completar la reforma a tiempo de que sea aplicada en las elecciones gallegas del año próximo planeó sobre las intervenciones de los portavoces.

En estos momentos sólo un acuerdo en el que participen PP y PSOE puede hacer realidad que los residentes ausentes puedan votar en urna el año próximo. Los populares han comprometido públicamente el respaldo de su grupo en el Congreso y por eso el representante del PP, José Manuel Castelao Bragaña, se dirigió expresamente al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, para que consiga el apoyo del Gobierno de Zapatero y del grupo parlamentario socialista en el Congreso. Así "cumpliríamos todos", subrayó Castelao. "Especialmente usted, señor presidente, que señaló en esta Cámara que en las próximas elecciones los gallegos en el exterior iban a votar en urna". "En nombre de esos gallegos le pido que extreme los esfuerzos para conseguirlo". "De usted depende", apostilló.

Los portavoces de PSdeG y BNG celebraron también el acuerdo pero no resistieron la tentación de abundar en los reproches que han intercambiado en los últimos días. El representante nacionalista, Iago Tabarés, ironizó con las declaraciones que el presidente de la Xunta pronunció la semana pasada haciendo responsable al Bloque del retraso en la tramitación de la reforma (la formación que dirige Anxo Quintana abandonó durante varios meses la ponencia que debía impulsar la propuesta). Tabarés recordó que durante años el BNG es la única fuerza política que ha reclamado el voto en urna mientras PP y PSdeG cambiaban de postura a medida que se iban alternando en el poder.

Lo importante ahora, subrayó, es "presionar al Gobierno central" para conseguir acelerar la reforma. "Si no se hace", advirtió, "habrá que preguntarse a quién beneficia" que todo siga igual.

El portavoz del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, tampoco evitó las alusiones críticas a sus socios. Sin mencionarlos expresamente, reprochó a los nacionalistas que pongan en duda la voluntad y los derechos políticos de los emigrantes. "Es hora de garantizar entre todos que los residentes en el exterior son tratados como mayores de edad", pero no sólo por "obligación legal", sino por "convicción democrática" y "para eliminar cualquier sospecha". "Cuando lo hagamos", advirtió al BNG, "veremos que los resultados electorales serán muy semejantes a los de ahora".

Frente al discurso de Tabarés, que atribuyó al Bloque el mérito de la reforma, Leiceaga recordó que fue "un compromiso del presidente Touriño".

El inicio de la tramitación de la reforma, que estará lista en cuestión de días para su votación definitiva antes de ser enviada al Congreso, coincidió con el debate final de los proyectos de ley de Saúde y de Protección da Paisaxe (ambas fueron aprobadas con el voto el contra del PP). En relación con esta última iniciativa, el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, aseguró que la nueva norma "sitúa a Galicia entre las comunidades más avanzadas en la defensa del patrimonio natural".

La Lei de Protección da Paisaxe establece que aquellos proyectos que necesiten una declaración de impacto ambiental estarán obligados a presentar un informe de impacto en el paisaje. La Xunta deberá ahora catalogar los paisajes de Galicia, incluyendo un inventario de los valores paisajísticos de cada área y un diagnóstico que identifique las zonas que precisan medidas especiales de protección.

La Consellería de Medio Ambiente tendrá también que redactar directrices de paisaje para establecer la calidad adecuada para cada área y las acciones necesarias para alcanzarlas. Estas directrices tendrán carácter vinculante para los instrumentos de planificación sectorial y urbanística.

La Lei de Saúde incluye, entre otras novedades, el reconocimiento de derechos relacionados con el acompañamiento, el derecho a la información epidemiológica y sanitaria, a la segunda opinión médica, a no recibir información médica si así lo manifiesta expresamente el paciente, al voluntariado y a la intimidad del cuerpo. El texto regula el sistema de información de salud, la creación de un centro de servicios tecnológicos del sistema público de salud y la regulación del voluntariado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción