Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SCOTT MCNEALY | Cofundador y presidente de la Junta Directiva de Sun Microsystems

"España no necesita gastar en 'software"

Scott McNealy, cofundador y presidente de la Junta Directiva de Sun Microsystems, una de las mayores empresas informáticas del mundo, pasa por ser un precursor del software libre o de código abierto, frente al código propietario que propugnan empresas como Microsoft. En su reciente visita a España, el fundador de la empresa californiana que desarrolló la plataforma de programación Java trató de convencer al Gobierno y a las empresas para que no paguen por el software, sino por los equipos.

Pregunta. Usted fue uno de los precursores en hablar del código abierto. Ahora todo el mundo, incluso Microsoft, se apunta a la moda del open source.

Respuesta. El software es gratis, pero el hardware, el almacenamiento, los servidores y los servicios de apoyo que acompañan a ese software no lo son. Es como Google, las búsquedas son gratuitas pero la publicidad no es gratuita.

"YouTube, MySpace y Facebook empezaron sin comprar 'software"

"El mercado se basa en los móviles Java de 15 dólares, no en los iPhone"

"Ni Microsoft ni Apple han abierto sus 'interfaces' ni sus códigos"

P. Entonces piensa que todo el software tiene que ser gratis, incluyendo el de Microsoft.

R. No, no he dicho eso. Lo que digo es que todo nuestro software lo sea, pero eso no quiere decir que otros tengan otras ideas. Es un poco difícil para una empresa que sólo hace software que sea gratis, ¿no? Pero nosotros podemos tener sistemas que nos permitan rentabilizar nuestra inversión en software gratuito. Llevamos casi tres décadas haciéndolo.

P. La Administración española es una de las que más gasta en software. ¿Se ha mostrado muy partidaria de adoptar la cultura del código abierto?

R. Sí, hay muchísimo interés. Voy a poner un ejemplo. En Estados Unidos gastamos mucho dinero en petróleo extranjero, por lo que tenemos una fuga de capital enorme. En el caso de España, es muy llamativo que gaste cada año una enorme cantidad de dinero en software que podría ser público y gratuito.

P. ¿Y ese modelo funciona?

R. Lo que quiero decir es que se pueden encontrar muchas empresas en todo el mundo, incluso aquí en España, que no se gastan nada en software. YouTube, MySpace, Facebook... todos empezaron sin comprar software, y España no necesita gastar dinero en software. Se puede hacer con OpenOffice, OpenSolaris, MySQL, Java... Todos esos programas son gratuitos y de código abierto. Y, al contrario que con el petróleo, esto se puede cambiar muy rápidamente, y evitar que se produzca esta fuga de capital en España, lo que bajaría los costes y aumentaría la competitividad. No sé si alguna vez se han sumado los ingresos de las 10 principales empresas de programas informáticos aquí en España. Pero IBM, Oracle, Microsoft, probablemente generan muchos ingresos.

P. Algo que siempre dice Sun es que la red es el ordenador. Al hilo de esto, ha habido un montón de visionarios -Bill Gates y Steve Ballmer, entre ellos- que han predestinado el fin del PC.

R. El 80% del mundo no está conectado a la Red, así que mientras agregamos a ese porcentaje es probable que haya más servidores, más PC, más thin clients

[clientes livianos o computadores tontos dependientes de un servidor central], más decodificadores, más consolas de juegos y todo tipo de dispositivos. La primera forma con la que la gente se conecta a la Red es el teléfono móvil y, de hecho, la mayor parte de los nuevos usuarios de Internet entran a través de los teléfonos con Java. ¿Quiere eso decir que la gente no va a comprar más PC? No, lo que quiere decir es que se compran móviles a mayor ritmo que PC. ¿Es ése el final? No, pero sin duda el PC ya no es la forma predominante de acceder a la Red. Por ejemplo, si preguntas a los jóvenes en Estados Unidos si prefieren renunciar a su PC o a su móvil, la mayoría prefiere dejar el PC.

P. Entonces, como dice el presidente de Intel, pronto todos los dispositivos serán móviles.

R. Lo que sí es cierto es que en el futuro lo más importante será tener todas tus cosas conectadas a la Red en vez de tener que estar tu conectado. Lo que la gente va a querer es tener sus cosas conectadas a la Red, el termostato, las luces, el televisor, el coche... Es decir, que yo me pueda ir a jugar al golf, a visitar a alguien o a comer, pero todas mis cosas estén conectadas en ese momento. Da igual si es por cable o de forma inalámbrica.

P. Hablando de la famosa brecha digital, ¿cuál es la receta para acabar con ella? ¿Los portátiles baratos?

R. No existe una única solución, pero la que claramente está tomando más forma hoy en día es el teléfono Java, un terminal inteligente que puede navegar en la Red y hacerlo con interoperabilidad. No hace falta que seas un súper usuario, no tienes que reiniciarlo ni actualizarlo, es una forma muy simple de estar en Internet. Y si quieres una pantalla grande lo mejor que puedes hacer es ser un thin client, dejar que los administradores del sistema se encarguen de tu ordenador para no tener que hacerlo tú mismo.

P. Sun aportó Java al móvil. ¿Qué tiene más que decir en este terreno?

R. Se han vendido millones de teléfonos Java hasta hoy. El año pasado anunciamos que estamos construyendo una nueva plataforma -JavaFX Mobile- y veremos ese producto pronto en el mercado junto con otros nuevos como Android y la próxima generación de teléfonos inteligentes de Apple y de otras compañías. El nuestro será totalmente de código abierto.

P. Hablando del iPhone, ¿no está tratando de hacer Apple con su iPhone en el campo del móvil que Microsoft en el del software?

R. Ni Microsoft ni Apple abren sus interfaces ni sus códigos. Nosotros hacemos ambas cosas. Así que, ¿se consideran nuestros productos multivendedor y de código abierto? Sí. ¿Y los suyos? No.

P. Pero el iPhone se ha convertido en un fenómeno social

R. ¿Fenómeno? No sé cuántos iPhone se venden en el mundo, pero desde luego no se acercan a los 2.000 millones de teléfonos Java que funcionan en este momento. El mercado se basa en terminales Java de 15 dólares de los que se venden millones, no en los pocos que se pueden permitir comprar un iPhone.

P. ¿Google va a ser el amo y señor del negocio de Internet?

R. Siempre hemos apostado por los proveedores de servicios, las compañías de teléfono, de televisión por cable, satélite, servicios financieros o para el Gobierno. Ésas son las empresas que van a crear una enorme cantidad de tráfico en la Red y el lugar de destino de muchos de sus abonados. Y al final, como son dueños de la Red, son propietarios del acuerdo de nivel de servicio, tienen un motor de facturación y pueden hacer publicidad. Saben quién eres y dónde estás, saben mucho sobre ti.

P. ¿Internet se satura?

R. La Red de hace cinco años no podría soportar la carga de hoy en día, y la de hace diez años no podía soportar la carga de hace cinco años. Hace una década los móviles no tenían cámara y ahora todos la tienen. En diez años todas las cámaras serán de vídeo de alta definición. Como alguien dijo una vez: no tenemos intimidad, hay que aceptarlo. En los lugares públicos todo se va a grabar, la gente podrá llevar el teléfono en la solapa con la cámara grabando y hacer un archivo de su vida todos los días. Pero eso necesitará una red nueva que sea capaz de soportar esto.

P. ¿Cómo le puede afectar la crisis económica a la industria informática?

R. Con la subida de los precios de la energía y con los retos a los que se enfrenta la economía, todo el mundo va a buscar nuevas formas de reducir costes, y eso lo van a permitir las tecnologías de la información. La gente va a usar la telemedicina, la banca y las compras por Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de junio de 2008