Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | SILVIA MUNT - ACTRIZ | PROPUESTAS

Vodka y lágrimas

La actriz catalana, que ayer estrenó Pretextos, su segundo filme como directora, se atrevió a viajar a Rusia en pleno invierno.

No es usted friolera.

Lo soy, y mucho. Pero me pareció que la nieve le daba a Rusia un toque místico.

¿Se movió con soltura?

En Moscú caminé y caminé. Lo fundamental es ponerse crema hidratante y parar de vez en cuando a tomar un poco de vodka, pan y sal.

¡Vaya mezcla!

Las tres cosas producen una reacción química que combate el frío. Pero, ojo, el frío ruso. Al volver a España, repetí el proceso y casi me caigo redonda.

El caso es que aguantó.

Y pasear tranquilamente. Partía de la plaza Roja y me dedicaba a contemplar edificios, entraba en cada iglesia...

¿Le gusta la arquitectura ortodoxa?

Me encanta, pero, aparte, lo divertido es que al entrar siempre se te acerca alguien que te acaba hablando.

¿Fuera de Moscú la gente es tan sociable?

Por lo menos lo son en Kazan, una ciudad en el corazón de Rusia, con un centro peatonal precioso; con su mezquita, su Kremlin... El viaje en tren fue una maravilla. Intimamos con la encargada del vagón (son los que cuidan de la caldera). Tenía un diente de plata y era directora de orquesta. Nos invitó a beber vodka al estilo ruso.

¿Y cómo es eso?

Pues soltando discursos superemotivos cada vez que se brinda. Acabas llorando, créeme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 2008