Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PASE VERTICAL | EUROCOPA 2008 | Holanda-Francia

Holanda encaja el puzzle

Llegó Holanda a la Eurocopa envuelta en el pesimismo que generaba su juego y un sorteo que la dejó encuadrada en el grupo de la muerte. Y de golpe, pam: tres goles a Italia. Con suerte en el primero, si quieren, pero 3-0. El excelente partido ha convertido el desasosiego que transmitía la oranje en un sentimiento absolutamente positivo. Para entendernos, algo parecido a lo que suele suceder con España tan pronto gana su primer partido en la Eurocopa. Lo cierto es que a Van Basten le dieron palos muy gordos y a mi entender, muy injustos, porque la fase de clasificación no fue mala. Pero ya se sabe, en Holanda, además de ganar, hay que jugar bien. ¿Les suena a los seguidores del Barcelona la historia?

MÁS INFORMACIÓN

En contra de lo que algunos han dicho, las críticas a la selección no salieron de Cruyff, Johan Cruyff me refiero: mi padre siempre ha respetado el trabajo de Van Basten y ha creído en él. Si han tenido un desencuentro en el Ajax sólo fue por los plazos de la revolución: Johan aceptó asesorar al club y el primer consejo que dio fue cambiarlo todo, de golpe, de arriba abajo. Marco, que había sido nombrado nuevo entrenador, coincidía en la necesidad de hacer borrón y cuenta nueva, pero con calma. Ese fue todo el problema; de plazos. O sea, cero. A la selección se la ha criticado mucho y desde muchos frentes pero nunca he oído a mi padre una mala palabra sobre el trabajo de Van Basten, en el que cree y con el que ha sido muy respetuoso, por mucho que sea un enorme defensor del 4-3-3 y Holanda no jugara así contra Italia. A la mayoría de los holandeses se nos hace raro ver a la selección jugar con un dibujo distinto al que lleva utilizando desde hace cuarenta años, pero hay que reconocer que Van Basten ha sabido encajar las piezas de medio campo en adelante.

No creo que sea una traición al estilo naranja jugar con dos mediocentros un partido, porque la necesidad obliga. Estoy seguro de que en cuanto pueda, volverá a cambiar. Que Holanda tiene excelentes jugadores de medio campo para arriba no es cosa nueva: siempre ha atacado muy bien. Jugó bien el equipo, cuidó la pelota, fue ofensivo, como siempre nos ha gustado, aunque retocara el sistema de juego. Tal y como está el fútbol, deberíamos permitirnos ese pecado, a veces, si lo que pretendemos es llegar lejos en las competiciones más importantes. Y solucionar un problema aprendiendo a defender más allá de tener la pelota.

No sé por qué los defensas holandeses tienen que ser diferentes al mundo. Un defensa lo primero que tienen que hacer es defender y luego, tratar de jugar mínimamente bien la pelota. Por eso, deberían dejar de ser especiales, y a lo mejor, así ganamos solidez y dejamos de sufrir. Menos mal que está Van der Sar, enorme.

En ese sentido, podemos estar tranquilos, como se vio en el partido frente a Italia. Holanda tiene más portero que defensa, pero creo que, aún y así, se puede permitir soñar. Sólo falta que concrete otra victoria para que la euforia sea legítima, porque de momento sólo tiene tres puntos, eso sí, logrados en una goleada histórica ante el campeón mundial. Y eso tiene mérito, señal de que Van Basten ha encajado las piezas del puzzle.

Y perdonen que haya hablado de mi padre, pero si habló del futbol holandés parece irremediable, aunque a él no le guste...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de junio de 2008