Entrevista:MÒNICA TERRIBAS | Directora de TV-3

"No necesito salir en televisión"

Mònica Terribas (Barcelona, 1968) lleva un mes al frente de TV-3, "la casa", como dice ella, y advierte de que es muy pronto para adelantar unos cambios que aún se están madurando. Los habrá, pero asegura que está dispuesta a que la tilden de lenta y de no hacer nada antes que correr el riesgo a precipitarse. Orgullosa del pasado de la cadena, su objetivo es mejorar en algunas áreas y mantener, sobre todo en informativos, la calidad que les convirtió en líderes en Cataluña.

Pregunta. En la entrada de los estudios nos hemos encontrado con Xavier Rubert de Ventós y nos ha comentado si cree en el principio de Peter, según el cual a un buen profesional lo ascienden en la empresa hasta que encuentra el lugar en el que es más inútil...

"Se hace más caso a las declaraciones de un político que a los informes del CAC"
"Un medio público es un servicio para ayudar a que esta sociedad mejore"
"Creo que tengo que seguir haciendo las entrevistas institucionales"

Más información

Respuesta. Si se cumpliera este principio, mal iríamos. Me ha dado mucha pena dejar La nit al dia, pero lo he hecho porque creía que desde la dirección podía hacer otras cosas y ser útil. Si dentro de un tiempo nos damos cuenta de que esto ha sido un error, yo seré la primera en reconocerlo y en hacer otra cosa. Nunca me he tomado la vida como una carrera de obstáculos. He estado seis años haciendo La nit al dia y, si las circunstancias hubieran sido otras, podría haber estado haciendo un programa similar 15 años más.

P. ¿Seguirá haciendo entrevistas a los responsables políticos?

R. Creo que tengo que continuar haciendo las entrevistas institucionales que hacía; históricamente, otros responsables de la casa también lo han hecho.

P. ¿Y seguirá con los programas electorales?

R. Hay un buen número de periodistas que pueden hacer este trabajo mejor que yo. No tengo ninguna necesidad de salir por televisión. Creo que tengo que hacer las entrevistas que toca hacer en cada momento, porque es la manera de demostrar la capacidad periodística y de independencia de la televisión pública, eso el espectador lo entiende, pero no tiene sentido que yo me dedique a hacer informativos porque lo que tengo que hacer es dirigir la casa.

P. Con relación a las entrevistas imparciales, los diputados socialistas Manuel Mas y Joan Ferran la criticaron por esto.

R. De Ferran no me consta.

P. Bueno, él hablaba de la "costra nacionalista".

R. Pero no se refería a mí. Entre los nombres que salían en aquel famoso artículo de la costra, el mío, curiosamente, no estaba.

P. Mas sí pidió su dimisión.

R. Sí, sí. Y que la pida tantas veces como haga falta. Una televisión pública tiene que estar sometida al escrutinio de todo el mundo: social, de los partidos y de los organismos independientes que nos hemos dotado para llevar este control, que es el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC). Y es ahí donde pueden ir a buscar los informes sobre La nit al dia. P. El debate sobre la pluralidad estaba en el Parlament antes de las declaraciones.

R. Sí, pero es que con TVE nadie se plantea si refleja la pluralidad de la realidad de las diferentes comunidades autónomas. Es muy difícil objetivar este discurso y muchas veces hacemos más caso a las declaraciones de un político al que en un momento determinado, tácticamente, y en un proceso de cambio, le interesa poner una sombra sobre la credibilidad de una cadena. Intentemos objetivar las cosas. La televisión pública es un bien demasiado necesario y tenemos que ser muy responsables con los medios.

P. ¿Qué entiende por televisión pública catalana?

R. Lo de catalana es muy fácil: donde estás y desde donde miras. Lo de pública es la cuestión fundamental, porque si nosotros tenemos unos medios públicos es porque creemos, y nuestra sociedad nos lo pide, que somos un servicio para que esta sociedad mejore. Y somos un servicio para que los valores de esta sociedad nos lleven a vivir mejor a todos, con más convivencia, más solidaridad, más comprensión, más cohesión, más capacidad de debate y de defender todas las ideas. Que el retrato diario, cambiante y en continua evolución de la identidad de este país se corresponda con lo que vemos por televisión.

P. La negociación de la Ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales ralentizó la renovación que su mismo antecesor, Francesc Escribano, ya veía. ¿Esto le pone más presión?

R. Se ha creado una impaciencia, y eso es malo a la hora de tomar decisiones. Tendré que cargar con que si no quiero precipitarme, la gente diga que no estoy tomando decisiones. Pero estoy dispuesta a aguantar esto para hacer las cosas como creo que debo. Si tomara decisiones para que todos respiraran tranquilos y dijeran "ya está, ya esta...." me equivocaría, porque mi trabajo es escuchar a la gente para tomar las decisiones adecuadas y ver cómo están las cosas. Este mes no he hecho otra cosa que escuchar. Se trata de, entre todos, lograr el objetivo de ser competitivos en calidad y en audiencia, y conseguir que este barco siga yendo adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50