Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Armónica y pincel

Con 67 años, Bob Dylan expone sus cuadros en una galería de Londres

Bob Dylan no se conforma con ser una leyenda de la música y dar todavía hoy, con 67 años cumplidos, un centenar de conciertos al año. Además, pinta. Su primera y hasta ahora única exposición, que se vio por primera vez en noviembre pasado en Alemania, llegará el sábado día 14 a la galería Halcyon en Mayfair, el barrio más exquisito de Londres.

Dylan, que este verano tiene previsto ofrecer varios conciertos en España, ha tenido siempre 0interés por el dibujo y la pintura aunque en casa no había antecedentes. Y Random House, una de las grandes editoras del mundo en lengua inglesa, quiso publicar en un libro una serie de 70 dibujos y bocetos en blanco y negro, realizados por el cantante durante una larga gira por Europa, América y Asia entre 1989 y 1992. Así nació Drawn Blank en 1994.

"¿Qué dibujaría? Bueno, supongo que empezaría por cualquier cosa que tuviera a mano. Supongo que me senté frente a una mesa, cogí lápiz y papel y dibujé la máquina de escribir, un crucifijo, una rosa, lápices, cuchillos, cajetillas vacías de tabaco. No es que fuera un gran dibujante, pero me sentía como poniendo cierto orden metódico al caos de alrededor", explicó Dylan en su libro Chronicles, en 2004.

Pero los dibujos acabaron dando el salto del papel a la tela de mano de Ingrid Mössinger, responsable de una galería de Chemnitz, una pequeña ciudad del este de Alemania, que en tiempos de la Unión Soviética se llamaba Kart-Marx-Statdt. Ingrid se topó con el libro de Random House cuando visitaba una exposición histórica sobre Dylan en Nueva York. Nada más volver a Alemania le escribió una carta a Dylan para proponerle montar una pequeña exposición en Chemnitz con los dibujos originales del libro.

Para su sorpresa, el cantante le contestó aún más entusiasmado y lleno de ideas. Dylan hizo escanear digitalmente y ampliar los dibujos originales y durante ocho meses de explosión creativa los ha transformado en más de 300 acuarelas y gouaches llenos de color. El cantante reconvertido a dibujante y pintor ha hecho tres o más versiones de muchos de sus originales, jugando con distintos colores y texturas. Abundan las habitaciones de hotel, las vistas que se captan desde esas habitaciones, escenas callejeras...

A los críticos les llama la atención el contraste entre la vitalidad de los paisajes y la soledad muda con que suele representar a los personajes humanos. Pero Dylan se ríe bastante de los críticos, capaces de interpretar sus estados de ánimo o descubrir influencias de tal o cual pintor. "Si hay alguna es por accidente o instinto", asegura en una entrevista en The Times. Pero admite que, en comparación con el mundo de la música, lo poco que conoce del mundo del arte le parece que está formado por "gente honesta, que te dice directamente lo que piensa. Saben quiénes son y no disimulan".

Dylan, el cantautor más famoso del mundo (lalistaWIP)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2008