Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos por el asesinato de un marroquí en Fuenlabrada

La policía detuvo ayer a los dos porteros del bar de copas El Coso de Fuenlabrada, donde fue asesinado, la madrugada del sábado, el marroquí de 19 años Abderrazak K. Uno de los dos arrestados fue el autor material de las tres puñaladas que le mataron, aunque será el análisis de las navajas y la autopsia las que determinen quién fue. Junto a los dos porteros, Óscar N. B., de 30 años, y Carlos José O. E., de 29, fueron detenidos los dos acompañantes del joven asesinado: El Houssani B., de 26 años, y Thami F., de 24. Es el tercer homicidio en zonas de copas en 2008.

Como ya sucedió tras los asesinatos ocurridos en Costa Polvoranca (Alcorcón) y La Cubierta (Leganés), lo ocurrido en la madrugada de ayer en Fuenlabrada vuelve a poner sobre la mesa el problema de la violencia en las zonas de concentración de bares de copas. Abderrazak K. es el tercer joven asesinado en un pub en lo que va de año.

Faltaban sólo unos minutos para la una de la mañana cuando el grupo de tres marroquíes se plantó ante la puerta del pub El Coso. Apenas media hora antes, los porteros del local les habían impedido el paso. Sin embargo, allí estaban de nuevo.

"Estaba justo en la entrada cuando uno de los porteros me hizo una seña con la cabeza para que me apartase", relató a EL PAÍS uno de los testigos de la pelea. Apenas le dio tiempo a retroceder unos metros cuando unos y otros se enzarzaron en una violenta pelea. Primero a puñetazos, más tarde, navaja en mano.

Tras un primer asalto, los marroquíes intentaron huir. Pero el enfrentamiento volvió a iniciarse apenas 60 metros más lejos. Allí recibió Abderrazak una puñalada en el costado, seguida de otra en el pecho. Aún tuvo tiempo de refugiarse en el bar de copas Kemia, donde le encontró la policía, pero murió a los pocos minutos.

La fuerte presencia de patrullas de la Policía Local en la zona -un total de cinco- permitió identificar rápidamente a los implicados en la reyerta. Fueron detenidos los dos acompañantes de la víctima, así como Óscar N. B. A este último se le intervino una navaja de 10 centímetros de hoja, cuando intentaba esconderla bajo su zapatilla para deslizarla debajo del coche patrulla.

El segundo de los porteros fue arrestado minutos más tarde, en el servicio de Urgencias del hospital de Fuenlabrada, adonde había acudido a curarse de las heridas sufridas durante la pelea. Llevaba una navaja, ésta de ocho centímetros de hoja, en el bolsillo del pantalón.

Tanto el joven asesinado como dos de los detenidos eran viejos conocidos de la policía. En concreto, el fallecido y uno de sus acompañantes, El Houssani B., tenían en vigor sendas órdenes de detención, así como numerosos antecedentes por robo con violencia y hurto. Por su parte, uno de los porteros, Carlos José O. E., había sido detenido en dos ocasiones por cometer robos con fuerza.

No era el único incidente en el que se veía involucrado el encargado de seguridad de El Coso. Según indicaron fuentes de la investigación, el pasado día 30 un hombre intentó dispararle cuando se encontraba trabajando; sin embargo, varios compañeros consiguieron impedir el tiroteo. Varios testigos indicaron que el grupo de marroquíes era habitual en la zona de copas ubicada en el centro de la localidad. El fallecido, explicaron, llevaba en España varios años junto a sus hermanos. Actualmente estaba en paro, aunque anteriormente había trabajado en el sector de la construcción.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada mantiene desde hace siete años un operativo especial de seguridad que incluye dos inspecciones anuales en los locales de copas, así como vigilancia especial durante las noches de los fines de semana. Además, en el año 2000 se aprobó una ordenanza que prohíbe la apertura de nuevos bares y pubs en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de junio de 2008