Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soria señala el daño que hace a los regantes la venta de agua en Villena

Los dirigentes socialistas y el Gobierno están muy molestos con la operación de venta de agua de los acuíferos de Villena a una multinacional para embotellarla. Y su malestar no responde tanto al fondo del asunto como a la forma. El ministro de Sanidad, Bernat Soria, cabeza de lista del PSOE en las pasadas elecciones por Alicante, destacó ayer que ahora, cuando van a pedir agua a los regantes del Júcar o a Castilla-La Mancha, les preguntan si es para regar o para vender. "Eso ha sido lo peor que nos podía pasar, no saben esos titulares [los referidos a la venta de agua] el daño que han hecho", señaló Soria.

La operación, que debe ser autorizada por el Gobierno, contempla la venta de 0,2 hectómetros cúbicos anuales procedentes de un acuífero a la multinacional Danone a cambio de 240.000 euros. Soria, en línea con las manifestaciones de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, advierte de que se trata de un tema "difícil y de solución administrativa compleja, pero sobre todo de gran valor simbólico y que he hecho mucho daño a los que pedimos agua para Alicante". El ministro insistió en el "gran daño" que ha supuesto esta operación "promovida por un líder próximo al PP", en referencia al presidente de los regantes de Villena, Andrés Martínez, promotor de esta iniciativa y activista de todas las protestas para exigir agua al Gobierno de Zapatero. "Esta noticia ha sido lo peor que les podía pasar a los regantes", aseguró Soria.

Por último, el ministro lamentó el "uso indebido" que se está haciendo de las imágenes de la crecida del río Ebro. "Yo he visto riadas así en Valencia y nunca se me ha ocurrido decir que estábamos tirando el agua al mar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2008