_
_
_
_
_

Detenido el gerente de un local de retiros espirituales de El Campello por tráfico de sustancias psicotrópicas

El establecimiento, cuyo gurú se entregó al juzgado poco después de la operación, ofrecía alojamiento y comidas a pesar de carecer de licencia municipal

Agentes de la Guardia Civil durante el registro en el establecimiento.
Agentes de la Guardia Civil durante el registro en el establecimiento.GUARDIA CIVIL
Rafa Burgos

Un antiguo restaurante marroquí de El Campello (Alicante, 30.600 habitantes) se anuncia en una web especializada en retiros espirituales como sede de la Sociedad Española de Psicodelia, un espacio “mediterráneo, artístico y multicultural” situado a un minuto de la playa en el que se ofrece “un amplio rango de servicios, que incluyen retiros con gran variedad de medicinas extraídas de plantas sagradas para explorar nuevas profundidades de conciencia” y una profunda sanación que facilita el renacer vital. El establecimiento cuenta con espacio para alojamientos y un menú vegano para los clientes que lo deseen. Sin embargo, carece de licencia municipal para todas estas actividades y, a finales del pasado mes de febrero, su gerente, un ciudadano italiano de 40 años, fue detenido por la Guardia Civil acusado de tráfico de drogas y de otro delito contra la salud pública por comerciar con sustancias psicotrópicas como la ayahuasca o la mescalina, procedentes de plantas que cultivaban en la terraza del local. Su principal guía espiritual, un británico de 47 años, se entregó poco después en el juzgado, acusado de los mismos delitos, según fuentes próximas a la investigación.

El establecimiento comenzó a investigarse en diciembre de 2023, en el marco de una operación llamada Mecetes. Agentes del instituto armado detectaron la actividad de esta asociación, que promocionaba en las redes sociales el uso de sustancias psicotrópicas, y en diferentes vigilancias comprobaron la afluencia de clientes que entraban en el antiguo restaurante y salían poco después, presuntamente tras la compra de mercancía que consumían fuera del establecimiento. Posteriormente, obtuvieron el testimonio de los vecinos de la zona, que corroboraron el trasiego de personas que, o bien permanecían unos pocos minutos, o bien se quedaban en estancias más largas en las que podían llegar a pernoctar, tras las que abandonaban el establecimiento “en malas condiciones”. Desde la investigación se apunta que al lugar llegaban personas procedentes de España y del extranjero.

Tras recabar toda la información, los investigadores registraron el establecimiento y el domicilio del principal sospechoso el pasado 24 de febrero. El local, decorado con todo tipo de motivos de inspiración budista, estaba repleto de colchones diseminados por el suelo de la estancia principal, junto a los que se habían dispuesto botellas de agua, paquetes de pañuelos de papel y cubos de plástico. En diversos estantes y armarios, los agentes se incautaron de botes que contenían supuestos extractos de ayahuasca, cápsulas que podían contener polvo de cactus, hachís, hongos alucinógenos, más de medio kilogramo de marihuana y varias cajas con dados de chocolate que podrían haberse elaborado también con marihuana, según fuentes de la Guardia Civil.

En la terraza de la asociación investigada, los responsables habían plantado gran cantidad de macetas, una de ellas confeccionada a partir de la reconversión de un antiguo inodoro, de diferentes variedades de cactus. Entre estos ejemplares, los investigadores detectaron la presencia de las variedades conocidas como peyote o el cactus de San Pedro, del que, según las mismas fuentes, se extrae el principio activo de la mescalina. Junto a los agentes del instituto armado, intervinieron en el registro efectivos de la Policía Local de El Campello, localidad turística situada a 15 kilómetros de Alicante, que levantaron actas por el ejercicio de las actividades no autorizadas que se llevaban a cabo en el antiguo restaurante. El local carecía de permiso tanto para ofrecer alojamiento como para los servicios de hostelería.

Tras la operación policial, el gerente del establecimiento fue detenido y pasó a disposición del juzgado de Instrucción 4 de Alicante. Tras comparecer ante el juez, fue puesto en libertad con medidas cautelares. También se cursó una orden de búsqueda del responsable del programa de actividades del local, que se entregó en el juzgado días después del operativo. Mientras no se decrete el cierre del local, la programación del antiguo restaurante sigue vigente. Este próximo fin de semana está previsto un retiro de cuatro días solo para mujeres por 1.234 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_