Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Opinión e información

Ha dicho Jiménez Losantos en sede judicial que, en la radio, separar información y opinión es casi imposible. Resulta clarificador que haya pronunciado esta frase en el curso de un proceso interpuesto contra él por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, porque así quedará incorporada dicha frase como prueba (no importa tanto que sea jurídica) del peculiar estilo travestido que tiene este sujeto de entender el periodismo, que lo aleja, por supuesto, de toda profesionalidad y ética, o, dicho de otro modo, de toda deontología profesional. Porque creo yo que en la Facultad de Ciencias de la Información una de las primeras cuestiones que a un futuro periodista le enseñan es, precisamente, discernir entre información y opinión. Algo que en la radio se puede practicar, igual que se hace en la prensa escrita y en la televisión. Y si no, que aprenda de auténticos profesionales de la radio como Luis del Olmo e Iñaki Gabilondo, o de la televisión, como Jesús Hermida o José María Carrascal (por poner sólo algunos ejemplos), que saben ofrecer todos ellos de forma separada la opinión de la información.

Claro que Jiménez Losantos en esto del periodismo ofrece la misma concepción travestida que sus amigos Zaplana, Acebes y Aguirre ofrecen en la política, y que ha quedado de manifiesto en las declaraciones que estos últimos han hecho en el juicio arriba referido, pues se han desdicho, también en sede judicial, de lo que dijeron fuera de la misma, dejando solo y abandonado a Jiménez Losantos, que había citado a los tres como testigos.

Al salir del juzgado, Jiménez Losantos ha dicho que no vale la pena vivir en un país tan desmemoriado. Pues si no vale la pena, no se esfuerce y, como dijo Aznar, ¡váyase, señor Losantos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2008