Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Juicio a la 'estrella' de la Cope

El cardenal Amigo reconoce que la Cope es "un dolor de cabeza"

El ideario de la Cope es "un dolor de cabeza permanente para la Conferencia Episcopal", y ésta ha vivido una "disparidad de opiniones" al afrontar la renovación de Federico Jiménez Losantos. Eso dijo anteanoche en Roma el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, durante el acto de presentación del 50º aniversario de la revista Vida Nueva, celebrado en la Embajada española ante la Santa Sede.

Amigo disertó sobre Iglesia y comunicación ante un auditorio formado por obispos, religiosos y civiles, dejó una frase enigmática al hablar de ética periodística -"si no podemos ser éticos, seamos al menos estéticos"-, y después, en un aparte con los periodistas, comentó que la Conferencia Episcopal había decidido que era "lo oportuno, en las actuales circunstancias", que Jiménez Losantos continuara adelante.

Amigo reconoció que esa decisión, que fue tomada en última instancia por el presidente del episcopado, el también cardenal Antonio María Rouco, no había sido "de consenso" y había suscitado opiniones a favor y en contra entre los obispos.

El cardenal dijo también que ve la actual legislatura "muy plana". ¿En qué sentido? "La oposición está muy ocupada con sus cosas", respondió. "Y la democracia, cuando no hay una oposición fuerte, se hace más débil".

Vida Nueva, señalada como la publicación más avanzada en el complejo panorama informativo del catolicismo español -ya se destacó como tal durante el Concilio Vaticano II- ha reunido, para celebrar su 50 aniversario en Roma, a altos prelados de la Curia vaticana, entre otros el cardenal Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, informa Juan G. Bedoya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 2008