Crónica:NBACrónica
i

McDyess y los Pistons aburren a los Celtics

Los Pistons se remitieron a la soberbia noche de Antonio McDyess para igualar la final de la Conferencia Este. Los Celtics apenas ofrecieron signos saludables; su famoso Big Three baja muchos enteros cuando no juega en casa (ha perdido siete de ochos partidos a domicilio en los playoffs). A Ray Allen le está costando afinar la muñeca y los Celtics lo acusan; su ataque se queda corto de gasolina.

Los Pistons salieron a toda pastilla (16-4). Cercenaron con su defensa los tiros francos y abiertos -Allen (dos canastas de ocho lanzamientos), Pierce (tres de 14), Garnett (seis de 16)- y recurrieron a las faltas sin contención, aunque quien pagó finalmente el pato fue Perkins, el pívot de los Celtics, descalificado cuando faltaban tres minutos. Los Pistons pusieron el partido donde querían: bajo los aros, con pocas posibilidades de contraataques y de tiros lejanos. Dos datos elocuentes: sólo se lograron tres triples, pero se lanzó la friolera de 75 tiros libres.

DETROIT PISTONS 94 - BOSTON CELTICS 75

Detroit Pistons: Billups (10), Hamilton (20), Prince (7), Wallace (14) y McDyess (21) -equipo inicial-; Stuckey (3), Ratliff (2), Hunter (0), Maxiell (14), Hayes (3), Afflalo (0) y Johnson (0).

Boston Celtics: Rondo (4), Allen (11), Pierce (16), Garnett (16) y Perkins (10) -equipo inicial-; Cassell (0), Brown (4), Posey (11), Powe (0), Allen (0), House (0) y Davis (3).

Árbitros: Crawford, Delanie y Foster.

18.674 espectadores en el Palace de Auburn Hills, en Detroit. Boston y Detroit igualan a 2 en la final de la Conferencia Este.

Los resultados de los Playoffs
Todos los equipos de la Conferencia Este

Los Celtics lanzaron poco y mal (un 31,8% de acierto), y carecieron de alguien capaz de asumir la responsabilidad. Ni Garnett, ni Pierce, ni Allen, nadie. Los Pistons en cambio contaron con el veterano Antonio McDyess. Sus excelentes movimientos cerca del aro y su tiro a media distancia llevaron por la calle de la amargura a Garnett. El de Alabama fue, sin duda, el hombre del partido con 21 puntos y 16 rebotes. Los Celtics acortaron su desventaja (78-73) hacia el final, pero Maxiell y Hamilton se encargaron de cerrar la victoria para Detroit.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50