Entrevista:PACO JÁÑEZ | La Latina | Los problemas de vivir en el centro de Madrid

"El domingo este barrio se transforma en 'after-hours"

Paco, su mujer y sus dos hijos viven rodeados por cuatro terrazas, varios bares y dos plazas donde el botellón ha conseguido perpetuarse. Y eso, dicen, no es lo que había cuando hace 14 años decidieron mudarse a la Latina en busca de ese sabor de barrio de toda la vida que todavía tenía. Hoy Paco, realizador de televisión, tiene que encerrarse en casa con su familia detrás de un cristal doble, poner el aire acondicionado en verano y subir la música.

Desde hace unos cinco años, el barrio se ha convertido en una de las principales zonas de bares de Madrid. Su máximo apogeo se produce los domingos, cuando miles de madrileños se desplazan a comenzar el día tomando unas cervezas o a prolongar la noche anterior con unas copas.

Más información

"Esto está peor que nunca. Por la mañana empiezan a sonar los tambores. Empieza a llegar gente. Se llena la plaza. Empieza a oler todo a meado y a vomitado. Los coches están en doble y triple fila. Y cuando la policía quiere hacer algo, ya no puede", explica Paco en su casa, una noche que llueve y que, a pesar del murmullo incesante que viene de la calle, dice, es un día "tranquilo".

Al ruido y a la suciedad, se suman los problemas de aparcamiento y el doble rasero de la policía para solucionarlos. "Sólo puedes coger el coche si sabes que llegarás tarde. Si no, no aparcas o lo haces en el Calderón", explica. "Cuando llegas de viaje y dejas el coche en doble fila para descargar bultos, en un minuto te ponen una multa. Cuando lo hacen los aparcacoches de la zona o la gente que aparca los domingos encima de la acera, no pasa nada".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción