Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelta al sótano del Palau 8 meses después de la riada

Los técnicos dejan los barracones ante la visita de la Reina

La Reina Doña Sofía asistirá hoy al estreno de Turandot en el Palau de les Arts. Y verá un espectáculo sublime, coronado por dos castillos de fuegos artificiales, además de un coliseo en perfecto estado de revista. En los últimos días, la dirección del Palau de les Arts se ha encargado de eliminar los barracones que afeaban el paisaje, en los alrededores del edificio. Esos barracones, junto con algunas dependencias del anexo sur, albergaron, durante los últimos ocho meses, a los encargados de vestuario, utillería, audiovisual, sastrería e iluminación que trabajaban en el nivel -3, el más afectado por las inundaciones que sufrió el Palau el pasado 22 de septiembre. En total, un centenar de personas.

Ocho meses después del desalojo de aquella planta, la visita de la Reina ha acelerado su regreso. "Nos han quitado los barracones y nos han obligado a bajar al sótano; pero aquí abajo hay un poco de abandono, todavía hay palés con restos de la inundación llenos de lodo", explican los técnicos, que se quejan de que las instalaciones que usan todavía no están a punto: "La cantina en la que comíamos antes está en obras, los baños de nuestro nivel siguen sin estar operativos, hay trastos por todas partes".

Para los trabajadores está claro que la visita de la Reina ha forzado el traslado, ya que, desde hace cuatro meses, los maquinistas ya habían ocupado el nivel -3 pese a las supuestas condiciones sanitarias inadecuadas de la zona. "Nos decían los maquinistas que por qué ellos sí trabajaban mientras nosotros, que ocupamos el taller de al lado, no podíamos bajar por riesgo para la salud", afirman. Un portavoz del Palau matiza que el traslado a las dependencias originales se ha realizado "progresivamente" y que las obras de reforma de las instalaciones de esa planta, en la que el suelo y las paredes habían sufrido graves desperfectos, estaban "muy avanzadas".

En estos meses, la dirección del Palau ha comunicado reiteradamente a los técnicos que en los sótanos no se podía trabajar porque "las mediciones higiénicas" encargadas a una empresa privada revelaban niveles de bacterias y hongos por encima de los valores sanitarios de referencia. Pero, aunque "en repetidas ocasiones", aseguran los trabajadores, han pedido, por medio del comité de empresa, que les mostraran los análisis y les dijeran de qué bacterias se trataba, no se les ha dado más información. Como única respuesta, el pasado día 14 apareció colgado en el tablón de anuncios un comunicado en el que se les informaba de que los análisis efectuados el pasado 28 de abril habían sido favorables y se podía volver al nivel -3. Justo a tiempo para la visita de la Reina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2008