Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Imanol Murua, ex diputado general de Guipúzcoa

El ex diputado general de Guipúzcoa Imanol Murua, ex alcalde de Zarautz, localidad guipuzcoana donde nació el 3 de junio de 1935, falleció a las diez de la noche del sábado en el hospital Donosti tras una larga batalla contra el cáncer. Unai Ziarreta, presidente de Eusko Alkartasuna (EA), formación en la que militaba Murua, anunció que en los próximos días el partido organizará un acto en memoria del político abertzale. "Lo más destacado era el carácter cercano de Imanol. Un hombre del pueblo", destacaba ayer Ziarreta. "Se identificaba como un vecino más implicándose en diferentes actividades sociales o vecinales de su querido Zarautz. Y de esa forma hacía desaparecer esa brecha que tantas veces existe entre los ciudadanos y la clase política", recalcaba el líder de EA.

Imanol Murua fue básicamente un luchador, en la etapa franquista, pero también durante la democracia. De hecho, fue inhabilitado como alcalde por haberse negado a entregar las listas de los mozos al Ejército, dentro de la campaña a favor de la insumisión organizada por los grupos y apoyada por los partidos nacionalistas. Y además con el apoyo del pueblo y dando cumplimiento a una decisión de la corporación.

Entre 1977 y 1979 dirigió la gestora del Ayuntamiento de Zarautz. En las primeras elecciones democráticas ganó la alcaldía con las siglas del PNV. Combinó este cargo con el asiento en la Diputación Provincial entre 1979 y 1983.

Los dos años siguientes fue parlamentario del PNV y diputado de Cultura en Guipúzcoa, donde puso a andar Arteleku y el centro cultural Koldo Mitxelena. Finalmente, en 1985 fue nombrado diputado general de Guipúzcoa, donde tuvo que bregar con el conflicto de la autovía de Leizarán, infraestructura que unía Navarra y Guipúzcoa y cuyo trazado tuvo que ser modificado tras las presiones de ETA.

Murua abandonó la Diputación Foral tras resistirse a pactar con los violentos el nuevo trazado. "Postura que mantuvo hasta tal extremo que finalmente, y por las cesiones de otras formaciones políticas, le obligaron a abandonar la presidencia de la Diputación Foral", recordaba ayer la presidenta del PP en Guipúzcoa, María José Usandizaga.

Pero no todo era política y vida pública. Murua, que ha fallecido con 72 años, fue un gran aficionado al deporte. Lo mismo corría, que remaba o jugaba al fútbol, sin descartar darle a los guantes de boxeo o coger el palo de golf, según recuerdan sus amigos. Tras acabar sus estudios de Formación Profesional, comenzó a trabajar como profesor en el centro de Formación Profesional de Zarautz, donde permaneció más de 25 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de mayo de 2008