Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La promotora oriolana San José supende pagos

La crisis del ladrillo ha engullido a una segunda firma constructora de envergadura en la provincia de Alicante en menos de un mes. La constructora oriolana San José ha presentado en el juzgado de lo Mercantil de Alicante un concurso voluntario de acreedores (iniciativa que en la práctica equivale a la suspensión de pagos). A principios de abril, otra importante constructora, la firma Nuepro, optó también por suspender pagos.

El cese de la actividad de la mercantil San José, con importantes proyectos urbanísticos en el ámbito de la comarca de La Vega Baja, afecta a unos 500 trabajadores. El grupo San José está participado por cerca de un millar de socios. Su época de esplendor coincidió con el boom inmobiliario de mediados de los noventa hasta hace prácticamente un año, que pobló de iniciativas urbanísticas los municipios de La Vega Baja. El proyecto estrella del grupo San José era una urbanización con campo de golf en el término de Dolores. El PAI ocupa 1,8 millones de suelo en plena huerta y prevé levantar 2.600 casas.

Tanto en el caso de Nuepro como de la constructora San José, la falta de liquidez para hacer frente a los acreedores ha sido la causa de la suspensión de pagos. El cierre de Nuepro afecta a 100 trabajadores y ha dejado bloqueadas diez obras en diversas poblaciones de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008