Cangas descarta la urbanización intensiva

El avance del nuevo plan general de urbanismo de Cangas descarta la urbanización intensiva que contemplaba el anterior plan de 2004 y, en concreto, los convenios que propiciaban la construción de 5.000 a 8.000 viviendas en los montes de Aldán y de 800 a 1.000 en el polígono de O Salgueirón, sobre la superficie que ocupó la fábrica conservera de Massó Hermanos.

Los tres grupos que forman el gobierno local (BNG, PSdeG y ACE) se han dado una semana de plazo para evaluar el alcance del documento, realizado por Consultora Galega, antes de fijar sus posiciones en torno al mismo. El plan de 2004 tuvo que ser retirado por el anterior gobierno del PP después de las movilizaciones vecinales que suscitó en contra. Dos de los contenidos más polémicos de aquel plan, los convenios que permitían una urbanización intensiva en Aldán y Massó, dejan de ser referente en el actual, sin perjuicio de que puedan establecerse otros acuerdos con los promotores de los dos ámbitos.

"Es un plan contra la especulación urbanística, que pone en primer plano las necesidades públicas y que marcará una nueva forma de hacer urbanismo en Cangas", resumió Mariano Abalo (ACE), concejal responsable del área.

Por otra parte, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y la conselleira de Vivenda, Teresa Táboas, presentaron ayer a los alcaldes de los tres municipios de O Morrazo el estudio de viabilidad del área empresarial, que ocupará más de 1,5 millones de metros cuadrados en un punto central de la península, entre Cangas y Bueu. Su creación costará unos 61 millones de euros. En 2009 se licitarán las obras de urbanización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de mayo de 2008.