Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell se desdice y no recurrirá al Constitucional por el trasvase a Cataluña

El Consell se desdijo ayer de lo prometido por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps el pasado 17 de abril. La Generalitat no recurrirá, finalmente, ante el Tribunal Constitucional el decreto del Gobierno socialista por el que se autoriza un trasvase de emergencia con aguas del Ebro desde Tarragona hasta Barcelona. El vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, explicó que en vez de recurrir el decreto, la Generalitat solicitará la semana próxima que esta decisión se incorpore como documentación suplementaria al recurso que el Consell presentó hace tres años contra la derogación del trasvase del Ebro.

Con esta solución, el Consell evita tener que presentar un recurso de amparo contra el decreto del trasvase a Barcelona. Una fórmula que ya le costó un severo varapalo a la Generalitat por parte del Tribunal Constitucional el año pasado. En este caso por el pleito interpuesto contra el Estatuto de Andalucía en materia de financiación.

Rambla explicó que el decreto por el que se aprueba el trasvase de emergencia a Barcelona contradice parte de las razones utilizadas por el Gobierno para derogar el trasvase del Ebro en el Plan Hidrológico Nacional.

"No presentamos recurso de inconstitucionalidad contra el trasvase a Barcelona, pero el argumento utilizado [para autorizarlo] es justo lo contrario de lo manifestado para derogar el trasvase del Ebro", explicó Rambla, que añadió: "Queremos la implicación del Tribunal Constitucional". "No es un recurso de amparo, es solicitar que se incorpore este decreto como prueba fundamental", dijo.

El vicepresidente primero del Consell indicó que el Gobierno murciano hará exactamente lo mismo. Vicente Rambla también indicó que el Consell ha decidido respaldar institucionalmente el manifiesto de los alcaldes a favor de la recuperación del trasvase del Ebro. "Un manifiesto que era del PP y que ahora la Generalitat hace suyo", dijo.

Por otra parte, Rambla rebajó la premura del Consell por que el Gobierno abra el debate sobre financiaciación autonómica tras las declaraciones en las que Mariano Rajoy dijo que no era una prioridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2008