Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rijkaard ya es historia en el Barça

Laporta comunica públicamente que Pep Guardiola sustituirá al técnico holandés al final de temporada

Desde ayer, a las siete de la tarde, un día después de la humillante derrota en el clásico (4-1), Frank Rijkaard es ya historia del Barça. El 30 de junio será sustituido por Pep Guardiola, entrenador del Barcelona B. La decisión la comunicó públicamente el presidente, Joan Laporta, por acuerdo "unánime" de la directiva y en virtud de la decisión tomada el lunes por la comisión delegada del consejo. El propio Laporta había comunicado el relevo al técnico durante el entrenamiento matinal, es decir, antes del pleno directivo.

"Si yo tuviera la capacidad de Eto'o y la magia de Ronnie habría salido a jugar" "

La respuesta de Rijkaard, al que le quedaba una temporada de contrato después de haber llegado en el año 2003, "ha sido elegante y con sentimiento", desveló el presidente por la tarde. "Ha hecho historia y le estamos muy agradecidos porque ha tenido un excelente trabajo y comportamiento. Me cuesta encontrarle defectos". Laporta recordó que Rijkaard lideró la "recuperación de la entidad" y subrayó que el equipo ha ganado la segunda Copa de Europa, dos Ligas y dos Supercopas de España "en cinco años".

Laporta aceptó públicamente haber cometido errores, pero defendió haber tomado decisiones. "No cambiar también es una decisión", respondió para defender la continuidad del entrenador y de Ronaldinho durante el pasado verano. "No ha funcionado, pero la idea era buscar una reacción", dijo antes de asegurar que quien manda en el vestuario "es el entrenador". El presidente especificó que una de las claves para retirar la confianza al técnico era la falta de disciplina advertida en los jugadores. "Muchos no han respondido ni a las expectativas ni al entrenador", remarcó, para añadir: "Si yo tuviera la capacidad de Eto'o y la magia de Ronaldinho habría salido a jugar y me hubiera dejado la piel".

El miércoles por la noche, Laporta fue despedido en Barajas por un respetuoso y divertido pasillo que le dedicó a la expedición barcelonista un grupo de seguidores del Madrid que volaba a Alicante con La saeta, el avión del club blanco. En el vuelo, el presiente escuchó cómo parte del pasaje le cantaba: "¡Laporta, ¿dónde está Rafa?", en alusión a Márquez, que obtuvo permiso del entrenador para pasar la noche en Madrid. Tampoco volvió Ezquerro. En el Prat, un grupo de socios persiguió al presidente y llegó a parar el autocar del Barcelona para increpar a los futbolistas. "Como culé sufrí directamente la decepción", contestó Laporta. "Es una situación que no es nada agradable".

Laporta defendió también la gestión de Txiki Begiristain como director deportivo: "El trabajo de la secretaría técnica no es decidir quién juega ni la táctica, sino un trabajo de planificación. Tenemos una de las mejores plantillas de la historia del club, pero el director deportivo no elige quién juega, no entra en la parte del jugador, que es lo que gestiona el entrenador".

Josep Guardiola (Santpedor, 1971) será presentado "más adelante" como responsable de la plantilla profesional, porque ahora está inmerso en el último tramo de la temporada con el filial. El Barcelona B recibe precisamente el domingo al Sant Andreu en un partido decisivo para resolver el campeón del grupo V de la Tercera División. Acto seguido, el Barça se enfrenta al Mallorca en el Camp Nou, en el último encuentro que se celebra esta temporada en el estadio. La directiva aspira a rendir un homenaje a Rijkaard. "Él nos llevó a la gloria de París", afirmó Laporta en un intento de honrar la figura del holandés, el único técnico que ha tenido durante el mandato iniciado en 2003. "Pero", corrigió después en alusión al técnico, "el año pasado se produjo una situación muy decepcionante que no fue corregida".

Laporta explicó finalmente las razones que han llevado a la junta a aceptar la propuesta de la secretaría técnica de apostar por Guardiola para que lidere el nuevo proyecto en detrimento de técnicos como Michael Laudrup o José Mourinho. "Garantiza la continuidad y renueva la confianza en el ideario futbolístico que nos ha llevado a tener éxitos. Tiene conocimiento, ilusión y autoconfianza en sacar adelante con éxito el proyecto".

La figura del entrenador centró la comparecencia del presidente, que declinó pronunciarse sobre la remodelación de la plantilla y respecto a Ronaldinho: "No quiero hablar de jugadores. Quiero centrar la atención en Rijkaard", quien el domingo se despide del Camp Nou.

La popularidad de Rijkaard en lalistaWIP

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de mayo de 2008