Un ensayo cuestiona el imperio de Carlos V

La idea de la España imperial no fue española. Esta postura, que cuestiona una de las bases ideológicas más sólidas del nacionalismo español, centra las páginas de un ensayo. ¿Qué imperio? (Almuzara), de José Luis Villacañas (Úbeda, Jaén, 1955), muestra que la única aportación de los españoles a las ideas de Carlos V y su corte fue la reserva al pretendido cesarismo.

"He querido mostrar que el sistema hegemónico español está lleno de ambigüedades. Por una parte, movilizó élites y, por otra, significó represión y coacciones. No hubo consenso. Fue una lucha histórica que dejó sepultados por el camino a muchos testigos. La característica de la época de Carlos V es que hubo una lucha extremadamente compleja de élites", sostiene Villacañas, que es catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Murcia desde 1986.

El libro detalla las posturas ante esta pugna de miembros de las élites políticas e intelectuales como el humanista Juan Luis Vives, el jurista Miguel de Ulzurrum, el erasmista Bernardo Pérez de Chinchón o el predicador Constantino Ponce de la Fuente. Todas estas pugnas entre élites se acaban en el reinado del sucesor de Carlos V. "Felipe II se asienta sobre la victoria de las élites más reactivas", explica Villacañas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50