Entrevista:EL FOTOMATÓN... | Carlos Mariño, representante musical | Talentos

"Sólo toco la bandurria"

Hace 15 años, Carlos Mariño (Arzúa, Santiago de Compostela) acabó su carrera de Historia y cogió un avión a Madrid para ser manager de Dover. Ahora, a sus 42 años, es el representante de Fangoria, Lori Meyers, Kiko Veneno y, hasta hace poco, del grupo Los Planetas, con los que ha roto tras una tormentosa relación de amor y odio.

Pregunta. ¿Dónde se estudia para ser representante?

Respuesta. En España en ningún sitio. Yo, al principio, no había oído hablar de nuestro porcentaje del 10%. La vida te enseña.

P. ¿Es verdad esa fama de vampiros que tienen?

R. No. La culpa es del Coronel Parker, manager de Elvis, que se llevaba el 50%. Para este trabajo no hay que ser un cabrón, sino sólo un poco espabilado.

P. ¿Se pone nervioso en los conciertos?

R. Más que el artista. Y se me nota tanto que a veces me han echado del camerino.

P. ¿Le han dicho que se parece físicamente a Paul Auster?

R. Sí, y es un honor. Me gusta más que cuando me confunden con Quijano.

P. ¿Qué otras cosas sabe hacer bien en la vida?

R. La tortilla de patatas al estilo gallego, que está cogiendo mucha fama entre los músicos.

P. ¿Sabe tocar algún instrumento?

R. Ninguno. De pequeño casi me hago tuno porque tocaba un poco la bandurria.

P. Lo mejor de Los Planetas...

R. Es su música.

P. ¿Y lo peor?

R. Que Jota es un inconformista. Somos amigos, pero hemos llegado a un punto de faltarnos el respeto. Antes de hacernos más daño, lo hemos dejado.

P. Por soñar, ¿a quién le gustaría representar?

R. A The Clash. Pero no hace falta. Ya tengo a los mejores.

LUIS SEVILLANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50