Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Humphrey Lyttelton, leyenda del jazz británico

El trompetista fue caricaturista, escritor y 'showman' radiofónico

Tan británico como un domingo de carreras en Ascot. Humphrey Lyttelton era toda una institución en las islas; una "verdadera máquina de jazz, en el mejor sentido de la expresión", en palabras del también trompetista Digby Fairweather.

Lyttelton ejerció de showman radiofónico para la BBC (su I'm Sorry I Haven't a Clue, algo así como Lo siento pero no tengo ni la menor idea, duró más de tres décadas en antena), caricato, escritor surrealista, observador de aves y calígrafo aficionado (llegó a ser presidente de la Society For Italic Handwriting, la Sociedad por la Escritura a mano estilo Itálica).

Humphrey Lyttelton falleció el pasado 26 de abril en el hospital londinense de Barnet, a los 86 años de edad, tras ser intervenido a causa de un aneurisma aórtico.

El polifacético jazzista pertenecía a uno de los linajes más antiguos de las islas, con notable representación en los campos de la política, el ejército, el clero y la alta literatura, "pero ningún músico", decía. Desde niño, Humph fue programado para seguir el destino egregio de sus antepasados. Inevitablemente, cursó sus estudios en el muy elitista Eton Collage, donde su padre era profesor. Hasta que la música de jazz se interpuso en su camino.

Inspirado en sus ídolos Louis Armstrong y Nat Gonella, Lyttleton aprendió por sí mismo a tocar la trompeta, y en 1936 formó su primer conjunto de jazz.

Más tarde se empleó como obrero en una fábrica de acero de Port Talbot, en Gales. Una experiencia de la que salió convertido en un "socialista romántico" (sic).

Durante la II Guerra Mundial sirvió en el cuerpo de granaderos y logró ser ascendido al grado de teniente segundo.

El 9 de septiembre de 1943 participó en el desembarco de las tropas aliadas en Salerno. Según las crónicas, Lyttelton llevaba una pistola en una mano y la trompeta en la otra.

A su regreso a las islas volvió a su música. En 1948 participó con su orquesta en el primer Festival de Jazz de Niza, junto a Louis Armstrong.

Ese mismo año fundó su propio sello discográfico, London Jazz, de vida corta pero fructífera. Una de sus ulteriores grabaciones, Bad Penny Blues, se convirtió en el primer disco de jazz británico en acceder al top 20, en el año 1956.

Lyttelton permaneció en activo hasta bien entrados los ochenta. En su dilatado currículo figuran colaboraciones con Sidney Bechet, Jimmy Rushing, Back Clayton...

En 2001, a sus 79 años de edad, participó en la grabación del quinto álbum del grupo indie Radiohead: "La gente me advirtió que estaban como una regadera, pero al final nos lo pasamos en grande".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2008