Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abril, cuarto mes consecutivo con menos de 200 muertos en carretera

Los conductores madrileños soportaron ayer más de 100 kilómetros de atasco

Un hombre de 24 años fue detenido ayer en Algeciras a la una de la madrugada, sólo una hora después de que entrara en vigor la última reforma penal que castiga con penas de cárcel conducir sin haber obtenido el carné o con el permiso retirado. El rigor ante los delitos de tráfico es uno de los argumentos de la Dirección General de Tráfico para explicar el descenso del número de personas que pierden la vida en accidente. Desde hace seis meses, la mortalidad en las carreteras viene descendiendo a buen ritmo; en lo que va de año se ha añadido un hecho sin precedentes: abril es el cuarto mes consecutivo con menos de 200 muertos sobre el asfalto.

MÁS INFORMACIÓN

El mes que acaba de echar el cierre deja 164 fallecidos, un 23% menos que en abril de 2007. Además, en los cuatro primeros meses del año murieron 169 personas menos que en el periodo equivalente del año pasado. A estas alturas, en 2003 ya habían muerto 1.186 personas en accidente; ahora son 674.

Pere Navarro, que afronta su segundo mandato como director de Tráfico, prefiere repartir las medallas: "Entre todos se está consiguiendo ahorrar mucho sufrimiento a una sociedad que ahora valora la seguridad vial".

El próximo reto es lograr que se amortigüe la tragedia que cada año acompaña las vacaciones del Primero de Mayo. En 2007 murieron 42 personas. Hasta ayer a las ocho de la tarde habían perdido la vida siete personas, y otras siete había resultado heridas graves.

Otro de los retos de gran envergadura es reducir las negras cifras de los motoristas, cuya mortalidad ha crecido en los últimos años el 84%.

En las carreteras se produjeron ayer dos hechos reseñables. Por un lado, atascos kilométricos, que afectaron sobre todo a la Comunidad de Madrid, y especialmente en la A-6 y la A-3. Sobre las 14.30 se registraban unos 100 kilómetros de embotellamientos. Recorrer los 80 kilómetros que separan Madrid de Tarancón (Cuenca) les llevó a miles de conductores más de tres horas.

El segundo hecho relevante es el estreno de la reforma que castiga con penas de prisión de tres a seis meses o multa y trabajos en beneficio de la comunidad el conducir sin carné. Es el último punto de la reforma aprobada en diciembre que castiga también conducir tras haber ingerido bebidas alcohólicas o superando ampliamente los límites.

Después de una moratoria de seis meses para que los infractores acudieran a las autoescuelas o desistiesen de circular con el carné retirado o tras haber perdido todos los puntos, ayer se produjeron las primeras detenciones: entre ellas, las de un conductor en Santander, de 38 años, que nunca ha tenido permiso; un motorista de 34 años, en Málaga, que tampoco ha pasado en su vida por la autoescuela, y la del vecino de Algeciras, el más madrugador. Todos pasarán ahora a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2008