Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tata se ofrece para salvar al carrocero de lujo Pininfarina

El icono de Ferrari amplía capital para enjugar pérdidas

Fabricar carrocerías ya no es como antes. Hace unos años, los grandes constructores de automóviles no trabajaban con plataformas y cuando querían lanzar una variante sofisticada de uno de sus modelos (coupé, descapotable) acudían en masa a carroceros especializados, como Pininfarina, el legendario diseñador de modelos de lujo y superdeportivos, icono de Ferrari. Hoy, lo pueden llevar a cabo los propios fabricantes de automóviles y firmas como la de Turín sólo se ganan la vida con el diseño, pero no con la producción.

Pininfarina, que cerró 2007 con unas pérdidas de 115 millones de euros, cinco veces superiores a las del ejercicio anterior, ha anunciado un plan industrial para volver al equilibrio en 2009 y una ampliación de capital de cien millones de euros. Tata podría acudir a su rescate.

El grupo indio, que recientemente compró Jaguar y Land Rover a la estadounidense Ford, está interesado en entrar en el capital del carrocero y diseñador italiano. De forma que podría suscribir parte de los títulos destinados en principio a la familia Pininfarina, aseguró ayer Ratan Tata, presidente de la corporación asiática.

Rata hizo estas declaraciones con motivo del acuerdo suscrito entre ambas compañías, según el cual la firma italiana abrirá un centro de I+D, diseño e ingeniería en la ciudad india de Pune a finales de año. Pininfarina será el accionista mayoritario del centro, en cuyo capital también participará Tata.

A la ampliación de capital del carrocero también podría acudir el grupo Bolloré, con quien Pininfarina colabora en el proyecto de coche eléctrico.

Las bases del plan industrial de la casa italiana consisten en maximizar las oportunidades en el sector de coches eléctricos, reorientar la estrategia de las operaciones de producción y expandir la pata de servicios de diseño e ingeniería.

Para Tata, la operación supondría poner otra pica en Europa, clave para su consolidación internacional, y tener a mano el mejor diseño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de abril de 2008