Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estreno

Más perdidos que ayer, pero menos que mañana

Fox estrena la cuarta temporada de la serie de culto 'Perdidos' - Llegan algunas respuestas a los enigmas

El problema con Perdidos es que con cada capítulo a uno se le dispara un poco más la curiosidad. Una vez se entra en la trama, atrapa, por eso es una serie de culto. Esta noche, Fox (21.30) empieza a emitir la cuarta temporada de un título que es el paradigma de lo que llaman las series de continuidad, esas que mantienen al espectador enganchado a su pesar temporada tras temporada, como Héroes o Prison Break. Lo malo de eso es que quien no se haya enganchado ya difícilmente lo haga a estas alturas.

En las tramas ganan protagonismo los 'flashfoward' o saltos al futuro

Perdidos, que obtuvo en 2006 el Globo de Oro a la mejor serie dramática y ha ganado siete premios Emy, cuenta las desventuras de una cuarentena de supervivientes del vuelo Oceanic Air 815 que se estrella en una misteriosa isla del Pacífico que trae a la audiencia de cabeza. A veces, hasta la exasperación. En lo que al principio parecía un paraje desierto empiezan a aparecer monstruos, osos polares, jabalíes, avionetas, globos, búnkeres, dinamita, laboratorios y decenas de habitantes, los famosos, "los otros".

Ya se ha anunciado la fecha en que Perdidos llegará a su fin, en la primavera de 2010. Y durante las temporadas restantes, los guionistas van a empezar a despejar tanta duda. Al inicio de esta cuarta temporada, los pobres náufragos llevan ya 100 días en una isla de la que parece imposible huir. Sabremos, por ejemplo, qué fue de Michael (Harold Perrineau) y de su hijo Walt (Malcolm David Kelley), qué planea el maquiavélico Ben (el líder de "los otros", quiénes son Naomi (Marsha Thomason) y su equipo, que parecen interesados en rescatar a los supervivientes del accidente aéreo, y si Kate (Evangeline Lilly) se ha quedado embarazada de Sawyer (Josh Halloway). Pero también surgirán nuevos enigmas, como el Black rock, un barco del siglo XVI que aparece encallado en la isla.

Hasta ahora, uno de los puntos fuertes de la serie eran los flashbacks o saltos al pasado, en los que se iban aclarando las historias personales de cada uno de los protagonistas. A partir de esta cuarta temporada ganarán protagonismo los flashforward o saltos al futuro, en los que veremos cosas que están aún por suceder, lo que resulta bastante más inquietante. De este modo sabremos que Jack (Matthew Fox), Kate (Evangeline Lilly), Aaron (el bebé de Claire), Sayid (Naveen Andrews), Sun (Yunjin Kim) y Hurley (Jorge García) logran escapar de la isla. También veremos la muerte (en el futuro) de algunos protagonistas y un nuevo enigma ganará fuerza: ¿acaso pueden los protagonistas viajar en el tiempo?

En Estados Unidos, 16,1 millones de espectadores vieron el estreno de esta temporada, una cifra inferior a los 18,5 millones que siguieron su estreno. Allí, y a causa de la huelga de guionistas, la cuarta temporada se ha visto en dos tandas. Tras un mes de parón, la cadena ABC retoma hoy la serie, con la emisión del capítulo noveno.

Los creadores de Perdidos han explicado que la primera mitad de esta cuarta temporada se encargará de centrar la acción y la segunda empezará a dar respuestas. También han anunciado que habrá más violencia y más escenas de miedo que hasta ahora. El capítulo que Fox emite esta noche se titula El principio del fin. A ver si es verdad.

Kate (Evangeline Lilly) es la 'perdida' más famosa en la Red (lalistaWIP)

Dudas pendientes

- ¿Por qué hay y cómo ha llegado un oso polar a una isla en pleno Pacífico?- ¿Qué es realmente el proyecto Dharma?- ¿Por qué hay una estatua de un pie con cuatro dedos?- ¿Por qué mueren las mujeres cuando intentan dar a luz en la isla?- ¿Qué fue de Michael y de su hijo Walt?- ¿Están los protagonistas realmente muertos, como les cuenta Naomi al final de la tercera temporada?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 2008

Más información