La Diputación de Guipúzcoa modifica su plan de museos

La Diputación de Guipúzcoa acometerá una reforma de su plan de ordenación de ordenación de museos, que pivotará sobre el Centro de Patrimonio Mueble que se construye en Irún. De esta forma, se destierra el proyecto de crear una red de museos de la memoria que impulsó el anterior equipo del Departamento de Cultura. El cambio fundamental es que los grandes centros y las pequeñas salas repartidas por Guipúzcoa no funcionen de manera individual, sino que puedan intercambiar fondos o compartir actividades, explicó a Efe la directora foral de Patrimonio, Pilar Azurmendi.

El centro de Irún, que estará disponible en dos años, pretende convertirse en el "elemento articulador" de una red de museos guipuzcoana "muy fraccionada", dijo la directora. Ahora existen 55 centros entre públicos y privados, a los que se incorporará el proyectado para el antiguo astillero de Ondartxo, donde se expondrá la colección de embarcaciones de la Diputación foral.

El nuevo plan ha frenado el proyecto de convertir el Palacio Lili de Zestoa en Museo de la Prehistoria y ha paralizado, de paso, la subvención de 1,8 millones de euros que había concedido para su rehabilitación en junio de 2007 el Area Económica Europea, una ayuda porcentual que obligaba a un gasto de 5 ó 6 millones de euros que actualmente no desea asumir el ente foral. Azurmendi considera necesario rehabilitar este edificio del siglo XVI, una de las "joyas arquitectónicas" de Guipúzcoa, pero no para darle un papel que, en su opinión, puede desempeñar suficientemente la réplica de la cueva de Ekain, donde habrá un centro de interpretación de arte rupestre y talleres didácticos para niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50