Crítica:GASTRONOMÍA | agenda
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

La Sucursal: el arte de los fondos

Dice Carême, el gran cocinero de principios del siglo XIX, en su libro sobre los caldos y los fondos, que para lograr un gran plato es necesario que la sustancia que baña al producto principal esté hecha a conciencia y lentamente, para que así las carnes y las verduras, o los pescados de los que se ha obtenido, hayan dejado todas sus sustancias alimenticias y sabrosas en el líquido que las acompañaba.

Esta norma ha acompañado desde sus orígenes al restaurante La Sucursal, que no obstante su moderna decoración y su inclinación a la llamada cocina de autor, ha preservado como ninguno a su alrededor la máxima del tradicional cocinero.

Suavizando y aligerando los componentes más agrestes pero conservando el sabor de fondo, desde siempre se toma en este restaurante un fabuloso arroz en fesols i naps, en el cual no falta la materia grasa necesaria procedente del cerdo, elemento insustituible en dicha preparación.

RESTAURANTE LA SUCURSAL

Guillem de Castro, 118. Valencia

Teléfono: 963 746 665

Y con el mismo criterio se extraen los jugos necesarios para un arroz meloso de pulpitos -mínimos y sabrosos- y longueirones o se realiza un caldo con verduras deshidratadas que prestan la suave alternativa a ese pedazo de mar enharinado y frito que son las ortigas rebozadas.

Magníficos platos que sirven de preparación o final a novedades selectas como los lomos de conejo sobre un puré de corazones de alcachofa perfumado a la naranja o un salmonete con emulsión de all i pebre, al que se le ha incorporado regaliz para que adquiera un toque balsámico que lo beneficia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un soberbio restaurante adornado con singular bodega y cava de cigarros y que, pese a tanta virtud, es visitado de forma menos asidua de lo que parecería normal por nuestros golosos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS