Denunciada la autorización para navegar de un pesquero

UGT denunció ayer ante la Fiscalía Superior de Galicia a los responsables de la Administración marítima en Galicia por haber autorizado desde 2003 la navegación del pesquero Gallego José, pese a las graves deficiencias de estabilidad detectadas entonces y confirmadas este mismo año por dos inspectores desplazados desde Alicante que ordenaron su paralización.

Los graves problemas del cerquero fueron detectados el pasado mes de febrero en el curso de una campaña de inspección en toda España ordenada por la Dirección General de la Marina Mercante tras los trágicos naufragios de O Bahía y Nuevo Pepita Aurora (gemelos del Gallego José) y el del Siempre Casina. Los accidentes ocurrieron entre 2004 y 2007 y se cobraron la vida de 26 marineros.

Según la denuncia de UGT, los fallos del Gallego José habían sido consignados por primera vez en mayo de 2003. En agosto se acordó posponer la tramitación de los certificados de navegabilidad solicitados por el patrón hasta que subsanase las deficiencias. Ya en octubre, y tras verificarse de nuevo los fallos de estabilidad, las autoridades marítimas coruñesas abrieron un expediente que concluyó sin sanción.

Permiso para navegar

La denuncia detalla que, pese a no contar con la documentación necesaria y sin que la inspección pudiese comprobar "si se habían corregido las graves deficiencias consignadas", el pesquero zarpó desde su base en Camariñas hacia Vigo, cuya Capitanía le concedió, diez días después de haber sido expedientado en A Coruña, el certificado que lo autorizaba a faenar.

En la revisión que llevaron a cabo a comienzos de año, los expertos comisionados por la Dirección de la Marina Mercante comprobaron que el peso del barco vacío se había incrementado en un 24% sin justificación alguna respecto a su tonelaje original. Como consecuencia de este aumento de peso, el casco del buque se sumergía hasta rebasar en varios centímetros la línea de flotación que marca la reserva de seguridad de la embarcación. Además, los inspectores verificaron que el patrón del pesquero acumulaba en la bodega hasta 20 sacos de arena para corregir la escora del barco.

Al margen de sus problemas estructurales, la Consellería de Pesca retiró el pasado mes de diciembre la licencia de pesca al Gallego José por el supuesto uso ilegal de dinamita para faenar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 2008.