Crónica:Fútbol internacionalCrónica
i

Juega el Arsenal, define el United

El Manchester deja a nueve puntos a los de Wenger, que se despiden del título de la Liga

Dos sustituciones revolvieron el duelo y dos jugadas a balón parado lo definieron para el Mancheser, que nunca se rindió ante los entuertos y menos se arrugó ante un Arsenal de mucho toque, pero escasa pegada. Anderson y Tévez, briosos e incisivos, revolucionaron el partido y auparon al United, insípido con el cuero en los pies, pero determinante a balón parado.

El Arsenal aprieta de lo lindo. Junta las líneas, da pasos hacia adelante y arremete con todo, al punto de que sólo deja a cuatro hombres por detrás de la pelota en sus ofensivas. Su fútbol se entiende desde Cesc, que impulsa el juego de toque, de transiciones dinámicas, pero seguras. De pie delicado y cabeza estructurada, el medio destila un fútbol de salón acabado en Adebayor, que se basta con su espigado y rítmico cuerpo para capitalizar el ataque y poner en jaque a las defensas. Adebayor combinó ayer con todos y congenió con Cesc, pero le faltó puntería. Tiró dos remates a las nubes y el otro, dócil, a las manos de Van der Sar. Una carencia enorme para batirse con el Manchester.

MANCHESTER UNITED 2 - ARSENAL 1

Manchester United: Van der Sar; Brown, Ferdinand, Piqué, Evra; Hargreaves (Giggs, m. 89), Carrick, Scholes (Anderson, m. 55); Cristiano Ronaldo, Rooney y Park (Tévez, m. 54). No utilizados: Kuszczak; y O'Shea.

Arsenal: Lehmann; Touré (Hoyte, m. 84), Song, Gallas, Clichy; Eboué (Walcott, m. 60), Cesc, Gilberto Silva, Hleb; Adebayor y Van Persie (Bendtner, m. 75). No utilizados: Fabianski; y Djorou.

Goles: 0-1. M. 48: Adebayor. 1-1, M. 52. Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1. M. 72. Hargreaves.

Arbitro: Howard Webb. Amonestó a Van Persie, Gallas, Lehmann, Hleb, Adebayor, Hoyte, Brown y Carrick.

Unos 60.000 espectadores en Old Trafford.

Más información

Ahogado por la presión de su rival, el United palideció a la hora de sacar la pelota jugada. Los laterales no apoyaron al eje de la zaga y los medios se limitaron a guardar el rechace del balón largo. Pero, si el cuero se detenía en la medular, asomaba el peligro. Bien abierto por las alas, el Manchester clavó el aguijón sin avisar. Cristiano Ronaldo se cobró el costado con sus carreras, Park le acompañó y Rooney alcanzó el primer palo para rematar. Despierto Lehmann, la jugada se evaporó como el United.

El Arsenal nunca varió su discurso. Rehusó lanzar una falta y la jugó como siempre. De Van Persie a Hleb, a Cesc, a Van Persie de nuevo, a la cabeza de Adebayor y, finalmente, a gol. El tanto, sin embargo, reactivó al Manchester. Entre otras razones, porque Gallas cometió una mano infantil en el área. Cristiano Ronaldo lanzó dos veces el penalti. En la primera, Rooney pisó el área y se invalidó; en la segunda, el balón sólo lo vio Cristiano hasta que besó la red. Y salieron Tévez y Anderson. El primero, entre líneas, mareó a la zaga rival. El segundo, con su visión panorámica, trazó tantos pases verticales como peligro. En una de ésas llegó la falta al borde del área. Lehmann atendió a Cristiano y Hargreaves sorprendió para sentenciar.

Desencajado, al Arsenal apenas pudo replicar. El United, con más oficio que fútbol, descabalgó al Arsenal de la Premier y lanzó un órdago al Chelsea, que se bate hoy con el Wigan.

Lehmann desvía un remate de Ro0ney.
Lehmann desvía un remate de Ro0ney.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50