Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Eurotúnel deja los números rojos

El número de viajeros entre París y Londres aumenta gracias a la alta velocidad

Veinte años después de su nacimiento, la compañía concesionaria del Eurotúnel ha entrado, por fin, en beneficios. Groupe Eurotunnel, que cotiza en la Bolsa de París, tuvo el año pasado un beneficio neto de un millón de euros, frente a las pérdidas de 204 millones de euros de 2006. El resultado positivo ha sido posible gracias a un ingreso extraordinario de 3.320 millones de euros, gracias a un plan de salvamento que ha permitido a la empresa reducir a la mitad su deuda y evitar la bancarrota.

Eurotunnel, que transporta pasajeros, coches y camiones por vía férrea bajo el canal de La Mancha, anunció que pagará su primer dividendo el año que viene. La compañía eludió la quiebra en junio pasado gracias a la cancelación de 68 millones de euros en intereses de su deuda. Antes de la operación, los intereses habían llegado a superar su cash-flow.

"Ha pasado de ser una compañía clínicamente muerta a tener posibilidades de sobrevivir", afirma un analista

Eurotunnel ha tenido problemas desde su nacimiento. Los gastos de construcción del túnel superaron las previsiones y el número de pasajeros ha sido inferior al esperado por culpa de la competencia de los vuelos de bajo coste. "Ha pasado de ser una compañía clínicamente muerta a tener posibilidades de sobrevivir", afirmó el analista de Société Générale Guillaume Delaby a la agencia Bloomberg tras conocer los resultados.

¿Qué ha cambiado? La finalización del trazado de alta velocidad en Inglaterra y el cambio de estación en Londres -St. Pancras en lugar de Waterloo- han recortado en 20 minutos el viaje a París en el tren Eurostar, que ahora dura menos de dos horas. "Por fin tenemos la alta velocidad y estamos consiguiendo las cifras de pasajeros que deberíamos haber tenido hace 15 años", declaró el presidente del grupo, Jacques Gounon. Las perspectivas, según la compañía, son muy positivas. Sus ingresos crecieron un 15% en el primer trimestre del año, hasta los 187 millones de euros.

Goldman Sachs va a convertirse en el mayor accionista del grupo tras adquirir el 80% de una emisión de bonos de 800 millones de euros en febrero. El banco estadounidense tendrá un 15%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de abril de 2008