La fundación Andrés Segovia se queda con el legado del músico

El legado del músico Andrés Segovia (Linares, 1893- Madrid, 1987) seguirá en manos de la Fundación que lleva su nombre en su municipio natal. El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Linares ha desestimado la demanda de la viuda del guitarrista, Emilia del Corral, que pretendía sacar parte de los enseres del músico fuera de Linares por entender que no se han cumplido los fines por los que se creó la Casa Museo Andrés Segovia.

La viuda alegó durante la vista celebrada el pasado mes de enero -en la que el juez valoró el legado de Segovia en 120.000 euros- que su marido sólo dejó los fondos en donación y con carácter reversible, algo con lo que discrepa la Fundación Andrés Segovia, quien defiende que la voluntad del guitarrista fue donar todo su legado al pueblo de Linares.

"Se ha impuesto el sentido común como no podía ser de otra manera; me alegro por el pueblo de Linares pues Andrés Segovia escribió de su puño y letra antes de morir que quería ser enterrado y descansar en su ciudad natal", comentó ayer el alcalde de Linares, Juan Fernández, que no ocultó su satisfacción por el fallo judicial.

"Me alegro especialmente por Alberto López Poveda [biógrafo y amigo íntimo de Andrés Segovia], a quien yo considero el último caballero del siglo XXI y cuya lucha ha sido decisiva para que el legado siga entre los linarenses", apostilló el alcalde, para quien en este pleito subyacen ""intereses particulares"" de la viuda del guitarrista. El Ayuntamiento de Linares ocupa la vicepresidencia de la Fundación Andrés Segovia.

El biógrafo de Andrés Segovia y miembro de la Fundación, Alberto López Poveda, destacó que la última voluntad del guitarrista era que todo su legado musical se exhibiera en su pueblo natal. Al parecer, la familia de Andrés Segovia habría recibido ofertas de Italia para trasladar parte del legado del guitarrista linarense a un museo del país transalpino.

Desde hace ocho años, Linares rinde tributo a su vecino más universal con la Casa-Museo de Andrés Segovia, en el Palacio de los Orozco, del siglo XVI, restaurado por el Ayuntamiento. A este lugar fueron trasladados en 2001 los restos mortales del insigne guitarrista. El museo acoge un buen número de enseres personales, partituras y un fondo documental del músico linarense que, desde su debut en Granada en 1909, mantuvo una estrecha amistad con Falla, García Lorca y Fernando de los Ríos.

En el museo pueden visitarse también las guitarras que acentuaron la reputación internacional como concertista de Andrés Segovia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50