Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:EUROLIGA

El Tau se enchufa a Madrid

El Baskonia jugará su cuarta 'Final four' consecutiva tras vencer con comodidad al Partizan que apenas resistió medio partido

Por encima de las dificultades, de las dudas generadas entre el propio entorno baskonista, el Tau hizo historia anoche en el Buesa Arena clasificándose para su cuarta Final Four consecutiva. En mayo competirá en Madrid por el máximo título continental después de una durísima eliminatoria de cuartos de final contra el Partizan de Belgrado. El equipo de Spahija hizo valer finalmente el factor cancha y superó a los serbios por una diferencia de puntos, 17, que enmascara un poco la dureza y la dificultad del partido.

Si una acción puede definir el partido, el de ayer quedó perfectamente retratado cuando Prigioni le colocó un tapón a Pekovic, la gran pesadilla azulgrana durante esta eliminatoria. Fuerza, rabia, decisión, fe. Todas las virtudes que desplegó el Baskonia resumidas en el gorro del base argentino. Virtudes que se echaron en falta en Belgrado, también en Badalona, pero que en el Buesa Arena, en el momento de la verdad salieron a relucir.

TAU CERÁMICA 85 - PARTIZAN 68

Tau Cerámica: Planinic (8), Rakocevic (15), Mickeal (19), McDonald (4), Teletovic (10) -quinteto inicial-; Prigioni (7), Vidal (4), Singleton (-), Splitter (18) y Jasaitis (-).

Partizan: Palacio (9), Kecman (4), Tripkovic (16), Pekovic (9), Velickovic (14) -quinteto inicial-, Tepic (14), Vranes (2), Vitkovac (-), Borovnjak (-) y Bozic (-).

Árbitros: Pitsilkas (GRE), Zavlanos (GRE) y Sahin (TUR). Eliminado: Nikola Pekovic

9.700 espectadores en el Fernando Buesa Arena.

Durante el transcurso de la eliminatoria los pívots del Partizan habían dominado claramente a sus pares. Parar a Pekovic y reducir su aportación e influencia en el juego se señalaba como una de las claves para superar al equipo serbio. Ese objetivo se consiguió con creces. Splitter resurgió de sus cenizas erigiéndose en el gran dominador en la pintura.

Pero el Partizan no es sólo Pekovic y Velickovic. Tepic y Tripkovic se encargaron de demostrarlo. Pero tampoco Splitter estaba solo, Rakocevic y Mickeal se unieron al brasileño en la anotación, Prigioni puso la cabeza y los demás contribuyeron de forma decisiva a escribir una nueva página de la historia baskonista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 2008