Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROGRAMACIÓN

Noruega protesta ante la ISO por conceder un estándar a Microsoft

El organismo ISO, con sede en Ginebra, estandariza el formato de archivos Office Open XML, que fue rechazado en septiembre - La Comisión investiga su hubo irregularidades en las votaciones de los países miembros

El organismo ISO, modificando una votación del mes de septiembre, ha aceptado que el formato Office Open XML (OOXML), de Microsoft, se convierta en estándar. ISO es un grupo de trabajo con sede en Ginebra (Suiza) que define y desarrolla los estándares técnicos mundiales en el que participan gobiernos y empresas. Aunque ahora se abren dos meses de plazo para presentar alegaciones, las críticas a ISO ya han empezado, no sólo desde las filas del software libre. Noruega ha pedido la suspensión de su voto (que cambió del no de septiembre al en marzo) a la espera de que concluya una investigación por irregularidades del Ministerio de Industria y Comercio.

Desde hace tiempo, los Estados reclamaban "la adopción de un formato que garantizara que toda la documentación generada por ordenador pudiera ser guardada y recuperada después con independencia del programa que la generó", dice el catedrático de la Universidad de Valencia Gregori Martín.

En 2006, ISO estandarizó ODF (Open Document Format), que había sido diseñado y desarrollado por la industria, a excepción de Microsoft, para que fuera compatible con cualquier aplicación y sistema operativo.

"ODF garantiza desde 2006 la preservación de documentos y también garantiza la competencia: todos los fabricantes pueden manejar el mismo formato de datos -documentos de texto, gráficos, hojas de cálculo, presentaciones y fórmulas- cuando desarrollan aplicaciones", dice el profesor de telemática de la Universidad Rey Juan Carlos, Jesús González Barahona. Martín añade: "será más complejo garantizar la compatibilidad entre ambos formatos".

La transformación de OOXML en el estándar ISO/IEC DIS 29500 -para las mismas funciones que ODF- permitirá a Microsoft vender su paquete de aplicaciones Office con el sello de garantía de ISO. Además, "otras empresas podrán desarrollar herramientas basadas en este formato, sin tener que pedir autorización a Microsoft ni pagar por sus patentes, que están libres de regalías", cuenta Héctor Sánchez, director de tecnología de Microsoft Ibérica.

Sánchez está más que satisfecho. "En septiembre nos rechazaron. Desde entonces, las especificaciones de OOXML han seguido un proceso de corrección de errores, que le han mejorado para convertirse en norma internacional. Si OOXML es tan malo, ¿cómo es que ya hay 200 aplicaciones basadas en el formato, incluso para el iPhone?".

Steve Pepper, presidente del comité noruego de estandarización, confirma en conversación telefónica que "el noruego no refleja la visión de la gran mayoria del comité, el 80% del cual estaba en contra. Por este motivo se ha iniciado la investigación y yo he pedido la suspensión del voto a la ISO".

Pepper argumenta su rechazo: "OOXML no es bueno para los usuarios, especialmente para las compañías y administraciones que generan muchos documentos. En primer lugar, ya existe un estándar para archivos de documentos, ODF, y es realmente negativo que haya dos para el mismo cometido. Con la decisión de la ISO la confusión en el mercado tecnológico continuará".

Las especificaciones de ODF ocupan 600 folios. Las de OOXML, 6.000.

Sánchez asegura que las críticas no tienen fundamento. "¿De qué tienen miedo? Ahora la gente tendrá libertad para elegir, como ya lo hacían, entre ODF, PDF o HTML. Quien gana son los usuarios de todo el mundo, que podrán acceder a su información hoy y dentro de 100 años".

Pepper está en total desacuerdo. "Es ridículo. Con un único estándar la gente realmente tiene la posibilidad de elegir qué herramientas usa porque la información se guarda siempre en el mismo formato. Si hay múltiples formatos no hay garantía de que los fabricantes puedan dar soporte a todos ellos, por lo que la libertad de elección de aplicaciones se limita".

Tragedia

Peppers añade: "ODF, PDF o HTML son estándares de documentos, pero su uso y función es diferente. En cambio, ODF y OOXML sirven exactamente para lo mismo. Sinceramente, creo que su aprobación es una tragedia para los usuarios y también para la estandarización". Y va más allá: "Es una vergüenza para Microsoft. Se han disparado a sus propios pies. Deben entender que se han opuesto a la comunidad de estandarización durante dos décadas y que tomará tiempo reparar el daño causado. Si realmente creen en los estándares, deben mostrar más humildad. En este proceso actual se han comportado como un elefante en una cacharrería, con el resultado de que reparar el daño tomará aún más tiempo".

La Comisión Europea, que ha multado varias veces a Microsoft por frenar la competencia y por no aplicar las medidas correctoras, está examinando el proceso de votación de los Estados miembros en la ISO.

ISO: www.iso.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 2008