Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un foro recoge la frustración periodística por la ley de la CCMA

Hace tres meses que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) comenzó su andadura, y su consejo de gobierno aún no ha decidido quién estará al frente del organismo, del que dependen TV-3 y Catalunya Ràdio. Ese retraso, sumado a la sensación de que el consejo está formado por comisarios políticos, frustra a algunos periodistas de ambas cadenas que ayer expresaron sus preocupaciones por la independencia futura de los medios públicos, en un foro organizado por el Colegio de Periodistas en la Universidad de Barcelona.

Uno de los periodistas de la emisora lamentaba la actuación de los políticos al designar a los cargos de la CCMA: "Argumentan que han sido escogidos por el pueblo, como si ellos fueran la única garantía democrática".

Albert Sáez, presidente del consejo de gobierno de la CCMA, participó en la última mesa redonda de la jornada. Sáez pidió tiempo para desarrollar una ley compleja y aprovechó también para reclamar que no se hagan juicios prematuros. "La anterior ley se aplicó durante 25 años, y ésta durante dos meses", recordó. En la jornada, algunos profesionales del sector apuntaron que la ley había nacido cargada de buenas intenciones y había generado muchas expectativas, pero que a fin de cuentas "las cosas son como eran antes", llegó a resumir en un momento el periodista Quim Monzó.

Josep Maria Carbonell, presidente del Consejo del Audiovisual de Cataluña, y el propio Sáez coincidieron en que es un texto que quiere reproducir el modelo de la británica BBC, pero que se aplica con nuestra calidad democrática de país latino.

A pesar del tono pesimista que marcó algunas de las intervenciones, los ponentes defendieron la importancia de unos medios públicos sólidos e independientes. Para algunos de ellos, como Salvador Alsius y el mismo Carbonell, los próximos cinco años serán claves. En ese tiempo "nos jugamos el actual modelo de comunicación europeo [público y privado], debido a la competencia que habrá", señaló Carbonell.

Hoy el Parlament deberá clarificar el sistema de elección del nuevo director general de la CCMA, después de convocarse un concurso público. CiU reivindica entrevistar a los candidatos seleccionados y rechaza la imposición para el cargo, comentan fuentes nacionalistas, de Rosa Cullell, directora general del Liceo. La federación propondrá a Eugeni Sallent, al frente de la emisora Rac1, como director de TV-3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de abril de 2008