Chaves repesca a Mar Moreno del Parlamento y la sustituye por Coves

La ejecutiva del PSOE prefería que la diputada por Jaén siguiera en la Cámara

Hace cuatro años, Manuel Chaves sorprendió al PSOE al proponer a la que fuera la cara del relevo generacional socialista y vicesecretaria general, Mar Moreno, la presidencia del Parlamento de Andalucía. Es es un cargo de gran relevancia institucional, pero una jaula de oro para ejercer la política. Ayer, en cierta manera, el líder del PSOE andaluz volvió a llamar la atención al no seguir la hoja de ruta marcada en su partido y decidir sacarla de la Cámara, lo que se interpreta como un primer paso para su nombramiento como consejera en el futuro Gobierno. La titular de Medio Ambiente, la almeriense Fuensanta Coves, será la nueva presidenta de la Cámara, mientras que Manuel Gracia seguirá al frente de la portavocía parlamentaria. La secretaria general del PSOE de Málaga, Maria Bustinduy, ocupará un puesto en la Mesa, mientras que el líder del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, y el gaditano José Luis Blanco mantendrán sus puestos en el máximo órgano del Parlamento.

Moreno rechazó una oferta para ser la portavoz en el Senado
Más información
Chaves pide a sus diputados que huyan "de la crispación"

Chaves propondrá a las 10.30 de mañana lunes a la ejecutiva del PSOE andaluz estos nombramientos que será ratificados una hora y media después por el grupo parlamentario.

Las designaciones en el Parlamento se cerraron ya avanzada la tarde del viernes, pero no se hicieron públicos hasta ayer una vez que se contactó con los secretarios generales provinciales y los secretarios de área. El principal escollo que ha dilatado la toma de decisión -una solución continuista no hubiera consumido una semana de contactos- ha sido la permanencia o no de Mar Moreno como presidenta del Parlamento.

El presidente andaluz, Manuel Chaves, conocía desde hace bastante tiempo que Moreno prefería jugar un papel más activo en la política andaluza y su deseo no era el de continuar en un puesto institucional, claramente incompatible con la acción partidaria. La inmensa mayoría de los dirigentes consultados indicaron que si en la composición futura del Gobierno andaluz Moreno no encajase, Chaves le hubiera pedido que siguiera en la Cámara y ésta hubiera aceptado. De ahí que los dirigentes consultados den por seguro que la diputada por Jaén entrará en el próximo Ejecutivo. Dicho esto, nadie ha escuchado a Chaves, muy celoso de sus competencias a la hora de elegir consejeros, verbalizar esta decisión. Moreno, además, tenía decidido desde hace tiempo seguir en Andalucía, de ahí que rechazara ir al Congreso por Jaén y muy recientemente una oferta para ser la portavoz socialista en el Senado, cámara a la que hubiera accedido como senadora por la comunidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La decisión que ha tomado el presidente andaluz no era la preferida por la ejecutiva regional del PSOE. "El interés manifiesto de la ejecutiva era que siguiera en el Parlamento y ella se ha negado en redondo", afirmó un miembro de la dirección. "Nos hubiera gustado que hubiera seguido, pero no ha querido", apuntó un destacado dirigente. "Esa no era la hoja de ruta diseñada por la ejecutiva", reconoció un dirigente provincial. Según trasladaron responsables de las agrupaciones, en las conversaciones de tanteo que han mantenido con el secretario de Organización, Luis Pizarro, a mediados de semana, Moreno concitaba el consenso unánime, al igual que Manuel Gracia, y su salida de la Cámara se veía como un movimiento de pieza arriesgado por sus implicaciones futuras. Mar Moreno es de Jaén y desde algunas provincias se ve con claro disgusto que esta provincia vuelva a tener cuatro consejeros en el próximo ejecutivo. Moreno, además, despierta suspicacias en algunos sectores del PSOE porque hace cuatro años se la señaló como sucesora de Chaves. Y nadie en el PSOE quiere que esa interrogante se vuelva abrir o se abra antes de tiempo.

La elección de Fuensanta Coves como nueva presidenta de la Cámara responde al convencimiento firme de Manuel Chaves de que una mujer ocupe el segundo cargo institucional de la comunidad. Pero también algunos dirigentes sacaron una segunda lectura. Coves dejaría vacante la cuota almeriense en el Gobierno y algunos ven como "probable y posible" que sea Martín Soler el que sea propuesto como consejero. Eso implicaría, afirman varias personas, su abandono de la secretaría general del PSOE de Almería, toda vez que Chaves ya se negó a que Soler fuera consejero si lo compatibilizaba con el cargo orgánico.

"En ningún momento me he resistido", dice la presidenta

La todavía presidenta del Parlamento de Andalucía, Mar Moreno, aseguró ayer a EL PAÍS que "en ningún momento" se ha "resistido a continuar en la presidencia del Parlamento", frente algunos dirigentes del PSOE que mantuvieron lo contrario. "El presidente de la Junta conocía desde hace mucho tiempo mi disposición a seguir, como a realizar cualquier otra tarea política", añadió.

Moreno se mostró "absolutamente de acuerdo con todas las decisiones que adopte el partido" y destacó la "gran experiencia política" de la futura presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves, y del portavoz parlamentario, Manuel Gracia.

A Coves le deseó "suerte" en su nuevo cometido al frente del Parlamento de Andalucía, un "espacio muy sensible de la política andaluza". En su opinión, la consejera en funciones de Medio Ambiente tiene "una experiencia política muy acreditada", por lo que se mostró segura de que "sabrá jugar ese papel tan singular que representa la presidencia del Parlamento".

La elección de Manuel Gracia para continuar al frente de la portavocía otra legislatura fue muy bien acogida en el PSOE por su "solidez, solvencia y capacidad de diálogo", aunque hubo también quien consideró que se debía haber "arriesgado" en este puesto y optar por otra persona.

Gracia aseguró a Efe afrontar con "ilusión y ganas" una legislatura "más complicada que la anterior" y con "unos retos muy importantes por delante", por lo que no sabía si su partido apostaría "por otro perfil". Una vez que el grupo parlamentario ratifique mañana lunes los nuevos nombramientos, los socialistas decidirán los integrantes de la dirección del grupo, en los que algunos dirigentes creen necesario incluir a diputados con perfiles políticos más potentes.

La secretaria general del PSOE de Málaga, Marisa Bustinduy, consideró un "orgullo y una honra" estar en la Mesa del Parlamento, al tiempo que destacó la apuesta de Manuel Chaves "por la igualdad". "Algunos tienen el verbo y no los hechos; Chaves tiene el verbo y los hechos", dijo.

Al igual que ocurre con la entrada de Coves en la presidencia del Parlamento, la de Marisa Bustinduy también generó lecturas en clave interna. Dirigentes consultados consideraron su presencia en la Mesa como un paso previo para dejar la secretaría general del PSOE de Málaga, donde a raíz de los malos resultados electorales municipales de 2007 y los autonómicos del 9 de marzo hay muchas voces que creen necesario una renovación interna. "En principio no veo ninguna incompatibilidad, pero ahora se inicia una nueva etapa", en alusión a los congresos provinciales, afirmó.

Apuesta por Almería

Fuensanta Coves (Elche, Alicante, 1961) ha ocupado la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en las dos últimas legislaturas. El presidente andaluz, Manuel Chaves, la fichó en 2000 cuando no tenía vinculación orgánica ni de militancia con el PSOE y daba clases en la Universidad de Almería como profesora en el área de Didáctica de las Ciencias Experimentales. Coves es licenciada en Farmacia por la Universidad de Almería.

Como consejera de Medio Ambiente ha ido adquiriendo mayor peso político conforme las competencias de este departamento han ido cobrando más relevancia al recibir las transferencias en materia de cuencas hidrográficas.

Su propuesta como presidenta del Parlamento refuerza la apuesta de Chaves por visualizar la paridad en la política en todas las instituciones de la Administración, no sólo porque el Estatuto y las leyes autonómicas así lo establecen, sino también por convencimiento.

Pero además, la elección de Coves como segunda autoridad de la comunidad implica una clara apuesta de los socialistas por Almería, una provincia en la que el PSOE ha sido superado con creces en votos y escaños por el Partido Popular.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS