Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde terreno en banda ancha frente al resto de la UE

El 18,3% de la población dispone de acceso rápido a Internet

España perdió terreno en el desarrollo de la banda ancha en la Unión Europea durante 2007, según un informe presentado ayer por la Comisión Europea. Durante el pasado ejercicio la penetración de la banda ancha en España aumentó del 15,2% al 18,34% de la población, pero se encuentra todavía por debajo de la media europea, que alcanzó el 20% tras experimentar un crecimiento más intenso.

A pesar del crecimiento en banda ancha registrado durante 2007, la UE está todavía por debajo del nivel de desarrollo de Estados Unidos con una penetración del 22,1%. Sin embargo, cuatro países europeos (Dinamarca, Finlandia, Países Bajos y Suecia), son los líderes mundiales en este campo con tasas de implantación superiores al 30%. El informe señala que en España, desde mediados de 2005, el operador dominante (Telefónica) ha ganado cuota de mercado.

Para la comisaria europea de Telecomunicaciones, Viviane Reding, el objetivo deseable es alcanzar una penetración del 30% en 2010. Reding, señaló que "el modelo normativo europeo que persigue incrementar la competencia en el mercado de telecomunicaciones empieza a dar sus frutos". El informe destaca la reducción de un 14% en los precios de telefonía móvil. La comisaria, no obstante, advirtió que todavía queda mucho por hacer.

La competencia en el acceso a la red fija, que el 86,5% de los clientes aún obtiene a través del operador histórico, "es escasa". Reding también lamentó que a pesar de que las tecnologías de las telecomunicaciones no conoce fronteras, sólo el 30% de la actividad económica de los operadores europeos se desarrolla fuera del mercado nacional.

En relación con la telefonía fija en España, las quejas presentadas por los usuarios crecieron desde 5,9% hasta el 7,8%, durante el primer semestre de 2007. Fuentes próximas a la Comisión señalan que muchas de estas quejas proceden de nuevas urbanizaciones que no han sido atendidas por saturación de las centralitas territoriales.

El sector de la telefonía móvil continuó siendo el de mayor peso en el mercado de las telecomunicaciones de la UE al alcanzar una penetración del 111,8%, algo por encima de la de España (110,4%). En total, el sector de telecomunicaciones en la UE facturó 300.000 millones de euros (el 2% del PIB de la Unión), un 1,9% más que en 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008