Conflictos en el transporte público

Otro día sin autobús en Valencia

La flota de la EMT se queda en las cocheras por segunda jornada consecutiva

Valencia se quedó ayer por segundo día consecutivo sin servicio de autobús municipal. Los conductores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), convocados a una huelga de 24 horas los dos últimos días, mantuvieron la decisión del día anterior y no cumplieron los servicios mínimos. Los cerca de 300 autobuses que debían circular ayer -hasta un 75% del servicio ordinario, según la orden de la Dirección General de Trabajo-, se quedaron en las cocheras. La huelga estaba prevista que acabase a medianoche, una hora y media antes de la Nit del foc, el festival pirotécnico más popular y concurrido de la fiesta. La compañía tenía previsto reforzar el servicio con motivo de este acontecimiento.

Los sindicatos anuncian nuevos paros en la EMT y en Metrovalencia
La empresa deja de ingresar 700.000 euros en los dos días de huelga
Más información
El comité de empresa de la EMT de Valencia propone 22 paros más

Al paro en la EMT se unió la huelga de maquinistas en Metrovalencia -también de 24 horas-, con la diferencia de que en el suburbano se acataron los servicios mínimos, del 90%.

La jornada se desarrolló sin incidentes reseñables, pero el director de la empresa municipal, Jesús Herrero, reiteró que la flota de vehículos no salió por la presencia de piquetes. Herrero se refería a los trabajadores concentrados ayer y anteayer a las puertas de las cocheras de San Isidro. "No se está coaccionando a ningún conductor", respondió el presidente del comité de empresa, Jaime Collado, recordando que han sido los trabajadores los que han tomado la decisión. El comité de huelga en la EMT ha impugnado las órdenes de mínimos, fijados en un principio en el 66% y ampliados más tarde al 75%. "En otro lugares se han puesto servicios del 40% o 50%. Y allí donde hay transporte alternativo, no había servicio", dijo Collado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El director de la EMT insistió en que la dirección no ha podido evitar la huelga porque los sindicatos se han cerrado en banda. "Todo es un tema económico y los recursos de la EMT no son inagotables", reiteró el directivo. Collado no está de acuerdo. El comité se ha reunido con la dirección más de 18 veces, explican, sin que se hayan acercado las posturas. De los 1.600 empleados de la EMT, los conductores -unos 1.200- son los que secundan los paros. Según la compañía, el personal de talleres y de administración no apoya la huelga.

Unos y otros han pedido disculpas de forma pública a los usuarios por el trastorno que está ocasionando esta huelga, pero en estos dos días no se han sentado a negociar. "Nos parece inexplicable que ni la concejalía de Transportes ni la alcaldesa [Rita Barberá] hayan tomado medidas urgentes para conseguir el acuerdo y con ello poner fin al conflicto", se quejó el comité de empresa.

Se han visto afectados unos 180.000 pasajeros por la mañana y cerca de 50.000 por la tarde. La EMT ha perdido durante los dos días que ha durado la huelga unos 700.000 euros, calcula la gerencia. A los conductores en huelga se les han descontado 150 euros diarios, apunta la misma fuente. La compañía de transporte municipal, además de los descuentos salariales, ha denunciado el incumplimiento de los servicios mínimos, que, como explicó Herrero, supone el inicio de un expediente que puede acabar incluso con el despido del trabajador.Los sindicatos de la EMT respondieron anunciando nuevos paros, que se decidirán en una asamblea convocada el próximo día 25.

En Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), el conflicto laboral sigue también abierto. El paro de ayer, de 24 horas, se desarrolló sin problemas. El 90% del servicio mínimo -tal y como se decretó- se cumplió y los usuarios apenas notaron las protestas. El suburbano soportó la mayor avalancha de viajeros a partir de las dos y media de la tarde, cuando acabó la mascletà. Y al anochecer, cuando los vagones colapsados acarreaban a millares de personas hacia la corona de Valencia tras pasar un día de Fallas o hacia el centro de la ciudad para asistir a la Nit del Foc. Al no circular los autobuses municipales, la afluencia de gente fue todavía mayor. En las estaciones de metro, al menos las céntricas, se incrementó la presencia de agentes de seguridad.

Ante la falta de acuerdo con FGV, el SIF, sindicato de maquinistas, tras semanas de paros parciales, ha acordado ampliar el calendario de las protestas, que se extendían desde el 27 de febrero al 2 de abril. Tras esta tanda, el SIF ha convocado nuevas paradas en el servicio del metro hasta el 30 de abril. Se llevarán a cabo en dos franjas horarias de tres horas cada una -de 6.35 a 9.50 y de 12.35 a 15.15-. Además, habrá dos paros de seis horas los sábados 12 y 26 de abril.

Un portavoz de FGV aseguró, tras conocer esta nueva convocatoria, que la negociación del convenio colectivo y su concreción ayudarán a poner fin a la huelga.

Trabajadores de la EMT, en la mañana de ayer, en las cocheras, de las que no salió ni un autobús.
Trabajadores de la EMT, en la mañana de ayer, en las cocheras, de las que no salió ni un autobús.CARLES FRANCESC

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS