Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:28ª jornada de Liga

Paso adelante del Recre

El Murcia de Javier Clemente, víctima de su racanería

Desapegado del balón y receloso con el ataque, el Murcia se hundió en su racanería. Lo aprovechó el Recreativo, que tiró de Sinama para resolver el duelo y abandonar la zona peligrosa. Marquitos, con un gol soberbio desde el costado del área que besó el larguero y rebotó en el palo antes de entrar, puso la guinda.

De marca registrada, Clemente moldea equipos rocosos, sustentados por la zaga y a expensas del destello del ariete. Así, modificó el Murcia a su gusto y tiró de una alineación defensiva a más no poder. No sólo fijó una primera línea de cinco zagueros, sino que forjó la propuesta con dos medios centros de corte destructor. Tres hombres por delante de la pelota en el ataque; nueve por detrás en la fase defensiva. Y al balón, si lo he visto, no me acuerdo. Pero, prágmatico, el Murcia exprimió al máximo las jugadas a balón parado. Una falta en el medio del campo la peinó Goitom y De Lucas batió a Sorrentino.

RECREATIVO 4 - MURCIA 2

Recreativo: Sorrentino; Bouzón, Beto, Cáceres, Poli; Zahínos, Martins (Barber, m. 89); Camuñas, Rubén (Gerard, m. 80), Aitor; y Sinama (Marquitos, m. 76). No utilizados: Luque; Bautista, Marquitos y Álvarez.

Murcia: Carini; De Coz (Íñigo, m. 63), Mejía, Arzo, Ochoa, Peña; De Lucas (Abel, m. 51), Pablo García, Kabous, Iván Alonso; y Goitom (Aquino, m. 51). No utilizados: Alberto, Cuadrado, Rosinei y Movilla.

Goles: 0-1. M. 16. De Lucas. 1-1. M. 18. Sinama. 2-1. M. 59. Rubén. 3-1. M. 70. Sinama. 3-2. Iván Alonso, de penalti. 4-2. M. 85. Marquitos.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó a De Lucas, Iván Alonso, De Coz, Mejía, Camuñas, Pablo García, Beto, Cáceres. Expulsado por dos amarillas, Arzo (m. 69).

14.000 aficionados en el Nuevo Colombino.

Encasquillado y falto de inventiva, el Recre se sonrojó con la pelota entre los pies. Ante una defensa tan abigarrada como compacta, le faltó un medio de pase definitivo, de juego interior que entendiera los desmarques de Sinama. Sólo Poli, descarado y eficiente, se atrevió a dar un paso al frente y doblar a Aitor por el costado izquierdo. En dos de sus irregulares centros, encontró a Sinama. El primero tocó en la clavícula del punta y acabó en gol. El segundo, lo remató con la testa y Carini la rechazó con las manoplas.

Pero Sinama, insatisfecho, prosiguió con su recital. Sin balones por los que correr al espacio, optó por retrasar un paso su posición y participar del juego combinativo para abrir huecos. Rubén comprendió la jugada y le solicitó en una pared. Sinama acertó en la devolución y Rubén, espontáneo, picó el cuero con el exterior. De poco sirvió el penalti que marcó Alonso; Sinama ya había marcado el tercero. Y Marquitos, espléndido, el cuarto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de marzo de 2008