Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del 9-M

Los emigrantes dan al PP un escaño más

Barcelona le dio ayer una alegría al PP y un disgusto a CiU. Y Vizcaya hizo que el PSE respirara aliviado. En esas dos circunscripciones el 9-M se produjo una dura pugna por el último diputado, que el domingo se adjudicaron por un puñado de votos los convergentes (70), en un caso, y los socialistas vascos (582), en otro. Les pisaba los talones el PP.

Ayer, con el recuento del voto emigrante, los de Mariano Rajoy se hicieron finalmente con el representante catalán, aunque no reunieron suficientes apoyos de los españoles que viven en el extranjero para arañar un escaño más en Vizcaya. El hecho no es baladí, porque el PP acorta ahora la distancia con el PSOE y se queda a 15 diputados de los socialistas: 154 frente a 169 escaños. La dirección de CiU se mostraba ayer muy pesimista sobre las posibilidades de recuperar su undécimo escaño, que aún está pendiente del recuento final de las actas que se producirá hoy.

Los socialistas vascos mantienen su cuarto diputado por Vizcaya

Los nacionalistas disponen, a través de sus interventores, de cerca del 70% de las actas de cada mesa y han detectado errores en unos 200 votos. Aunque no es una cantidad suficiente para obtener el escaño en disputa, en CiU no pierden la esperanza pues, de esta forma, el democristiano Josep Antoni Duran Lleida podría alardear de mejores resultados que en 2004, cuando perdieron cinco escaños de golpe. Si recayera definitivamente en el PP, su presidente regional, Daniel Sirera, podría reivindicar la consecución de los objetivos que se fijaron en la campaña, es decir, conseguir ocho diputados, dos más que en los anteriores comicios.

En el PP están convencidos de que este escaño no se les escapará de las manos. La batalla por el diputado en disputa en Barcelona ha sido ajustadísima. CiU lo logró el domingo por una ventaja de 70 votos. Ahora 3.927 emigrantes se decantaron por el PP y 3.689 por CiU.

En Vizcaya, una vez concluido el recuento de los votos del exterior, el PSE mantiene su cuarto escaño y sigue siendo el partido con más representación; el PNV tiene tres representantes, y el PP, uno. Los populares recibieron 1.312 votos del exterior, mientras que los socialistas obtuvieron 2.624 sufragios de los emigrantes.

Queda aún por conocer el destino de dos senadores en Canarias, que CC espera adjudicarse. El voto de los españoles registrados en el censo de Residentes Ausentes (CERA) creció un 23% respecto a los pasados comicios generales. Según Correos, un total de 413.038 sufragios del exterior fueron entregados a las juntas provinciales. Las provincias donde se han entregado mayor número de votos fueron A Coruña, con 46.257 sufragios, Madrid (40.221) y Pontevedra (37.680). En cuanto a su origen, más del 67%, procedían de Argentina (129.919), Francia (61.562), Venezuela (38.253), Suiza (27.033) y Uruguay (20.672).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de marzo de 2008