Crónica:27ª jornada de Liga
Crónica
Texto informativo con interpretación

Osasuna recupera la alegría

Al cuadro de Ziganda la basta su empuje para imponerse a un indeciso Almería

A Osasuna le faltaba convencimiento y ánimo, pero en el Reyno de Navarra, con su cuarta victoria consecutiva, ha encontrado buenas dosis de ambas medicinas. Tal vez no sea el equipo más deslumbrante ni creativo, pero mantiene un tipo fabril, de trabajo y entrega, que subsana otras carencias. El Almería poco pudo ofrecer para contrarrestar el empuje de los de Ziganda. La lesión de Bruno en la primera jugada del partido y el temprano gol de Sola, que concluyó con un gran recorte un magnífico pase interior de Puñal, ayudaron a que los locales crecieran en autoestima y a que el Almería se mostrase más indeciso que de costumbre.

Caminaba en ese abismo de la mediocridad, sujetado por la presión de Osasuna, cuando Corona vino a rescatarle con un cabezazo de libro. El empate premiaba a los de Emery, demasiado descabezados por la poca presencia de Melo y Juanito. El choque se convirtió en un asunto denso después de que Cruchaga volviese a adelantar a su equipo. Una tángana, parones, menos juego por la banda, tarjetas... Pero Osasuna se encontraba cómodo en ese terreno porque el Almería no sabía paliar ese punto de bravura y templanza de los de Ziganda.

OSASUNA 2 - ALMERÍA 1

Osasuna: Ricardo; J. Flaño, Cruchaga, Josetxo, Monreal; Puñal, Javi García; Juanfran (Font, m. 59), Plasil, Vela; y Sola (Dady, m. 68). No utilizados: Elía; Izquierdo, Astudillo y Portillo.

Almería: Diego Alves; Bruno (Rekarte, m. 3), Carlos García, Pulido, Mané; Melo, Juanito (Soriano, m. 64), Corona; Ortiz, Negredo y Crusat (Paunovic, m. 69). No utilizados: Cobeño; Cisma, Uche e Iriney.

Goles: 1-0. M. 6. Sola. 1-1. M. 20. Corona. 2-1. M. 29. Cruchaga.

Árbitro: Lizondo. Amonestó a Josetxo, Crusat, Corona, Melo, Juanfran, Puñal, Pulido y Vela.

17.000 espectadores en el Reyno de Navarra.

Osasuna dejó que los visitantes comenzasen a tocar en el centro del campo, y así llegó el arreón final del Almería, con un disparo al larguero de Mané. Ni Paunovic, recién incorporado, ni Negredo, ausente todo el partido, encontraron la colaboración de sus compañeros para generar más peligro.

Osasuna se da un respiro tras imponerse al Almería (2-1)ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS