Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Yegor Létov, padre del punk-rock ruso

Con su grupo Grob se opuso a la nomenclatura soviética

Al frente de su grupo, Grazhdánskaya Oborona (Defensa Civil), Yegor Létov se convirtió en figura clave del punk-rock ruso. Pável Peretolchin, batería del grupo, dijo que Létov, que tenía 43 años, sufrió el 19 de febrero un paro cardiaco mientras dormía en su casa en Omsk. Létov nació el 10 de septiembre de 1964 en esta ciudad siberiana, que nunca abandonó y donde está enterrado junto a su madre. En Omsk comenzó su carrera musical en los primeros ochenta al fundar el grupo Posev (Siembra, nombre de una revista de la emigración rusa antisoviética) y más tarde Grazhdánsaya Oborona, conocido por Grob.

Acosado por la nomenclatura de la Unión Soviética, su grupo tuvo que grabar sus primeros álbumes -de nombres tan expresivos como El Álbúm Rojo, Ratonera, Totalitarismo, Cómo se templó el acero, Todo va según el plan, La guerra o Comunismo- en apartamentos clandestinos. A pesar de la semiclandestinidad en que vivía y actuaba, Grob adquirió una gran popularidad entre los jóvenes en las postrimerías de la URSS. Hacían canciones enérgicas, de ritmo vivo, con textos chocantes, de poesía paradójica, mezcla de vulgaridad e incluso obscena, y exquisitez. Létov era entonces anticomunista y anarquista. Acusado de antisovietismo, fue condenado a pasar tres meses en un hospital psiquiátrico.

El mejor álbum, y el más popular de la primera mitad de los noventa, es Cien años de soledad; paulatinamente, la poesía de Létov se liberó de su cara vulgar y se hizo más exquisita. Al mismo tiempo, Létov presumía de tener el carné número 2 del extremista Partido Nacional-Bolchevique, liderado por el enfant terrible de literatura rusa Eduard Limónov.

En el nuevo siglo, Létov evolucionó y en 2004 renunció oficialmente a la política. El último disco -Para qué son los sueños, de 2007- le consumió todas sus fuerzas, según confesó, y aseguró que no estaba seguro de volver a grabar.

Létov había nacido en una familia de ávidos lectores. Su padre, militar, y su madre, médica, tenían en casa una gran biblioteca. Entre sus autores favoritos estaban Dostoievski, Sartre y el poeta Alexandr Vedenski. En la escuela aprendió a tocar la guitarra y al poco tiempo ya escribía letras para sus canciones. Yegor era hermano menor del conocido saxofonista ruso Serguéi Létov.

Yegor Létov, en una fotografía de la página <i>web</i> del grupo Grob.
Yegor Létov, en una fotografía de la página <i>web</i> del grupo Grob.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS