Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos fuerzan cambios en plazas de conservatorios

Ilegal y falta de objetividad. Así ha calificado la CIG, el sindicato mayoritario en la enseñanza, la propuesta de la Consellería de Educación para adjudicar las 150 plazas de profesores en los conservatorios superiores de A Coruña y Vigo que, según una sentencia, fueron cubiertas "a dedo" en 2003 por el anterior gobierno. Las protestas de los representantes de los trabajadores han arrancado un compromiso de Educación para modificar la fórmula que diseñó en un principio.

El primer reparo que ha puesto la CIG es el hecho de que se exija a cada aspirante la elaboración de un proyecto docente eliminatorio que será evaluado por personas designadas libremente por Educación. La consellería pretendía además que pudiesen optar a los puestos personas sin titulación superior y sin la especialidad que iban a impartir. "Eso es una manifiesta ilegalidad", señala Eduardo Álvarez. "Es como si para ser profesor en una facultad no se exigiese la licenciatura". El sindicato se opone también a que, como anunció el subdirector de Ensinanzas Especiais, Juan Durán, se decida el número de plazas ofertadas cuando ya se haya baremado a los aspirantes. "Debe haber un mecanismo público e igual para todos", exige Anxo Louzao, portavoz de CIG-Ensino.

Restringido a Galicia

Tras escuchar la opinión de los sindicatos, los responsables de Educación han aceptado modificar las características del concurso. Fuentes de la consellería confirmaron ayer que el proyecto docente no será eliminatorio y que se publicará un catálogo con el número de plazas en la misma convocatoria, es decir, antes de baremar. A los candidatos se les exigirá además el título superior y se valorarán sus méritos artísticos durante los últimos diez años, el doble de tiempo previsto en un primer momento.

Otro de los cambios anunciados por Educación restringe el ámbito territorial del concurso. Si en principio estaba abierto a toda España, la consellería confirmó ayer que se ha decidido limitarlo a funcionarios de Galicia.

Las 150 plazas de profesor en los dos conservatorios superiores de Galicia se cubrirán a través de una comisión de servicios. La adjudicación de puestos se realizará de forma provisional, debido a que la figura de catedrático de enseñanzas musicales aún no ha sido creada por el Ministerio de Educación, un trámite que lleva 20 años de retraso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2008