Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Iniciativa sella la alianza con sus socios catalanes en Alcanar

Iniciativa del Poble Valencià (IdPV) selló ayer su alianza con Iniciativa per Catalunya (IPC) con un acto simbólico en la localidad de Alcanar, en la frontera entre Castellón y Tarragona, junto al río Sénia, que separa Cataluña del País Valenciano.

Iniciativa per Catalunya apoya "formalmente" a Izquierda Unida, con quien forma grupo parlamentario en el Congreso, pero no oculta su afinidad con la formación tocaya, aunque los valencianos se hayan enfrentado con Esquerra Unida como resultado de sus diferencias con miembros del Partit Comunista del País Valencià.

El eurodiputado de IPC, Raül Romera, ha participado en varios actos junto a la candidata de IdPV por Valencia, Isaura Navarro. Jordi Guillot, secretario general de Iniciativa per Catalunya, y Núria Buenaventura, número dos de la candidatura al Congreso por Barcelona, anticiparon su apuesta por Navarro hace dos semanas en Valencia.

Ayer, fuentes de Iniciativa aseguraron que en el caso de que entre IPC e IU no alcanzaran los cinco diputados necesarios para formar un grupo parlamentario propio, ambas formaciones pasarían a formar parte del Grupo Mixto y las propuestas de Iniciativa se presentarían a través de IPC. En cualquier caso, confirmaron que la "alianza" tiene vocación de perdurar para afianzar la relación ante futuras convocatorias electorales.

Los candidatos al Congreso y Senado de Iniciativa pel Poble Valencià (Bloc-Iniciativa-Verds) por la circunscripción de Castellón, José Pedregosa y Carles Mulet, respectivamente, firmaron e hicieron público un Manifiesto por la nueva cultura del agua junto a los candidatos de Iniciativa per Catalunya en la demarcación de Tarragona, que encabeza Lluís Sunye, y a orillas del río Sénia, una "encrucijada" entre ambos territorios. Mulet subrayó que el acto "supone el inicio de un camino conjunto entre ambas formaciones".

Para formalizar este entendimiento, los representantes de ambas formaciones firmaron un manifiesto al coincidir en la necesidad de "apostar por una nueva cultura del agua, lejos de los discursos hipócritas del PP y del PSOE".

Mulet sostuvo que "solo con el drenaje malintencionado de las zonas húmedas litorales y los marjales se tiran más litros al año de los que traería el trasvase". El manifiesto señala que ambas formaciones pugnarán, en el Congreso, por impulsar una nueva Ley de Aguas que cierre la puerta a eventuales transferencias entre cuencas. Además, en el documento, recuerdan que "en la situación actual de sequía, el Ebro no podría trasvasar ni un solo metro cúbico ya que, actualmente, su caudal está por debajo del caudal ecológico vigente y añaden que, en este contexto, la apuesta de las administraciones ha de ser continuar con la construcción de plantas desaladoras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 2008