Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Esquerra digiere los 'calçots'

ERC vuelve al escenario de la primera crisis de la Entesa

Ni rastro de Xavier Vendrell, vicesecretario general de Esquerra; ni el menor canto de sirena hacia CiU por si algún día quiere dar un paso hacia la independencia. Joan Ridao, candidato de ERC, participó ayer en una calçotada con las juventudes (JERC) de su partido en La Palma de Reus, un teatro al aire libre de principios del siglo XX, el mismo escenario donde Vendrell hizo tambalear el tripartito 100 días después de constituirse el Ejecutivo de Montilla. Antes de comer, Vendrell ofreció aquel día a Artur Mas la presidencia de la Generalitat si convocaba un referéndum en favor de la autodeterminación. CiU se lo tomó a broma, ERC dio marcha atrás y Ridao ayer dejó claro que la estabilidad del tripartito no entra en las veleidades electorales.

"El pacto es válido y esperamos que dure toda la legislatura. Cumplimos los compromisos y garantizamos un Gobierno con unas políticas sociales que CiU no hacía", dijo Ridao a preguntas de un periodista en Reus, donde presentó su programa para la vivienda calculando que se podrían construir 50.000 pisos si se traspasara esa competencia. Bajo un sol espléndido y una pancarta con la frase Fins als collons d'Espanya junto a un dragón con cara de malo, las JERC celebraron su calçotada anual, un acto muy disciplinado, con mesas alargadas en las que casi nadie comió de pie. Fue inevitable evocar el terremoto provocado por Vendrell, que ilusionó a muchos militantes, como Uriel Bertran, líder de la corriente Esquerra Independentista y partidario de revisar el tripartito, quien ya está fuera de la ejecutiva y ayer era un comensal más.

"Aquí hemos abierto más de un Telenotícies... Esperamos jugar el Mundial con Kosovo", exclamó un militante en el estrado. Ante una audiencia muy soberanista (participó una líder juvenil del Sinn Fein), Kosovo volvió a ser la estrella. "No nos parecemos a Kosovo, pero ¡España cada día se parece más a Serbia al no reconocerla!", repitió Ridao tanto en Reus como en Lleida, donde participó en un mitin en la universidad junto a Josep Lluís Carod y Joan Puigcercós. En una provincia donde el PP no tiene escaños, Carod invitó a detener la cruzada del Partido Popular para frenar a "los militares, obispos y fachas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de febrero de 2008