ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

San Gil considera a Rajoy la garantía frente al nacionalismo

"Álava es el campo de cesión del PSE al PNV", asegura

La presidenta del PP vasco, María San Gil, escogió anoche Vitoria para abrir su campaña electoral y no fue una elección baladí. Álava es una de las provincias clave en las que el aspirante popular a La Moncloa, Mariano Rajoy, quiere basar la victoria que espera. Los populares lograron hace cuatro años un escaño en esta circunscripción, que ahora quieren elevar a dos.

Muestra de este interés fue su acusación a los socialistas de que han convertido Álava en "su campo de cesión y entrega al PNV". Desde las elecciones forales del pasado mes de mayo, el PP no ha dejado de culpar a los socialistas de haber entregado la Diputación al PNV.

Rajoy fue el protagonista de la intervención de San Gil, a la que escucharon unas 200 personas. Para la líder popular, su jefe de filas supone una garantía de la convivencia y la cohesión de España "ante la ofensiva nacionalista". En cambio, apostar por los socialistas significa "apuntalar la ofensiva de Ibarretxe".

La dirigente del PP no dejó de reprochar a los socialistas, como viene haciendo los últimos meses, el frustrado proceso de paz. "Llevamos cuatro años de Gobierno de Zapatero de mentiras continuadas", destacó. "Todo el proceso de negociación con ETA ha sido una gran mentira. Zapatero ha jugado con la buena voluntad de los españoles y ha actuado en un tema básico como la lucha antiterrorista con trampas y de espaldas a la sociedad", añadió San Gil.

Pidió además a sus compañeros que afronten la campaña recién iniciada con "ilusión y confianza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 21 de febrero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50