Industria aporta 53 millones para frenar la desaceleración

El nuevo escenario de desaceleración del crecimiento de la industria gallega registrado en los últimos meses del pasado año 2007 es, según la Consellería de Industria, el motivo que lleva al departamento autonómico a modificar los Presupuestos para 2008 e invertir 53,6 millones de euros, un 43% más que el pasado año 2007, en ayudas para "impulsar" a las empresas gallegas.

A pesar de este escenario, el conselleiro Fernando Blanco considera que "no hay que ser alarmistas" con la situación actual ya que, a pesar de sufrir "cierta desaceleración", Galicia crece "por encima de la media del Estado".

Blanco considera necesario paliar el efecto que la desaceleración de la construcción tiene sobre el tejido industrial gallego. El conselleiro explicó que las medidas programadas tratarán de "retomar el pulso de crecimiento" que la industria registró en los dos últimos años.

Internacionalización

Las medidas pasan por el apoyo a tres ámbitos: la internacionalización de las empresas, ayudas para la obtención de maquinaria nueva y el fomento de la implantación de las nuevas tecnologías en las compañías.

El apoyo a la internacionalización se materializa en 10,1 millones de euros, que tendrán como objetivo la expansión de las compañías a nuevos mercados. El presupuesto aumenta con respecto al año pasado un 34%.

Por primera vez, la consellería incluye entre las subvenciones la posibilidad de renovar la maquinaria de las empresas, a las que destinará un total de 10,1 millones. El objetivo es aumentar la demanda de equipos y la "competitividad de las empresas".

Por último, la partida destinada a impulsar la sociedad de la información fomentará el comercio electrónico y la presencia en la red de lascompañías. A este apartado, Industria destina 36,1 millones de euros, un 21% más que en 2007.

Para Fernando Blanco es "prematuro" hablar de crisis. "Los alarmismos son malos, tanto como decir que no pasa nada", aseguró el conselleiro, quien añadió que el índice de producción industrial de Galicia creció por encima del resto del Estado. El conselleiro afirmó que era necesario trasformar una "situación compleja" en una "oportunidad". Blanco no descartó poner en el futuro más iniciativas sobre la mesa, en función de cómo evolucione la economía en los próximos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 21 de febrero de 2008.