Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Coruña estrena su primer recinto ferial aún sin acabar

El proyecto costó 37 millones, un 75% más de lo previsto

El noveno recinto ferial de Galicia echó a andar ayer en A Coruña rodeado de polémica. Con los accesos y el aparcamiento de 600 plazas inacabados, y el propio edificio sin completar, Expocoruña se inauguró con una feria de tres días sobre hostelería y un cruce de acusaciones entre cargos públicos y promotores.

Todos parecían a la defensiva, entrecruzando sonrisas y parabienes salpicados de reproches. Aunque coincidieron en sus llamamientos a "mirar al futuro" y apoyar una obra iniciada en 2003 que comienza a funcionar con más de dos años de demora y un coste, 37 millones de euros, que se disparó en un 75% (fue adjudicada en 22 millones).

El alcalde coruñés, el socialista Javier Losada, se volcó en remarcar su "orgullo por el estreno" de un espacio de 26.000 metros cuadrados que representa una fuente de actividad empresarial y turística para A Coruña, además de dar impulso a un barrio periférico de nuevo cuño. "No nos regalaron nada a los coruñeses, nos corresponde", sentenció Losada al cifrar en 30 milllones, el precio del suelo, la aportación municipal a un proyecto que paga en un 76% las arcas del Gobierno gallego.

El regidor culpó a la anterior Xunta del PP del retraso del primer recinto ferial de A Coruña pero hizo caso omiso de las críticas de su socio de gobierno, el teniente de alcalde nacionalista Henrique Tello. Éste último, tras recordar que fue la Xunta bipartita la que logró desbloquear en 2006 un proyecto parado, atribuyó la demora también a una "mala gestión" del anterior equipo local, encabezado por Francisco Vázquez y el propio Losada.

Los viales de acceso a Expocoruña, donde faltan aún las butacas de su auditorio o la cafetería, tardarán aún unos dos meses en estar listos. "Pero yo he llegado aquí perfectamente", replicó Losada al ser preguntado por estrenar de unas obras inacabadas.

A la defensiva también estuvo el presidente de la patronal coruñesa y de la junta de compensación responsable del proyecto, Antonio Fontenla. "No es mi problema si adelantan las fechas, estamos permitiendo el uso de unas instalaciones sin terminar", advirtió el empresario al responsabilizar a las administraciones de "invadir" el recinto ferial con un proyecto urbanístico que arrastra retrasos. "Pero estamos encantados de que lo hagan", apuntó, no obstante, Fontenla. Todos esperan que las obras estén terminadas para el salon inmobiliario, en mayo. El PP lamentó el "espectáculo que han dado el PSOE y el BNG para ponerse medallas y salir en la foto" en víspera de elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de febrero de 2008